La nueva luz del mundo

Chris Buzelli

A pesar de estar programada una vuelta a Europa tras visitar el estado de Michigan en el número anterior, querría si me lo permitís, aprovechar ya que estamos en el nuevo continente, y hacer una pequeña escala en la gran  y bulliciosa ciudad de Nueva York.

The Evolution of Fairy Tales

The Evolution of Fairy Tales.

Esta paradigmática metrópolis, llena de cines, moda, tendencias, restaurantes maravillosos, personajes en una constante montaña rusa emocional y fiestas con intelectuales que te pueden llevarte a la más pura catarsis mental, tiene un “no sé qué, que sé yo”, que te imanta sin opción a fuga. Quizás esta visión idealizada trasmitida por fervientes enamorados de ella como Woody Allen, han conformado que esta ciudad exista en nuestras mentes como una meca obligatoria que visitar al menos una vez en la vida.

El motivo de este cambio de planes, la verdad, no tanto tiene que ver con la ciudad, si no por un artista que vive en ella. Su nombre es Chris Buzelli y viene de Rhode Island, donde cursó sus estudios de diseño, y tras acabarlos, se mudó a la que es hoy su hogar, New York City.

Sus pinturas al óleo han aparecido en muchas publicaciones americanas, libros y proyectos para empresas de diseño/agencias de publicidad. Actualmente también muestra sus pinturas originales en varias galerías en todo los EE.UU. Además de todo esto, enseña una vez a la semana en RISD (Rhode Island School of design) y SVA (School of Visual Arts).

Portrait of Nixon

Portrait of Nixon.

Este ilustrador neoyorkino pinta imágenes centradas en personajes, tanto ficticios como reales, con una extraordinaria sensación de realismo naif de lo más surrealista. Haciendo uso principalmente en su trabajo de la pintura al óleo, Buzelli produce conceptos con una sólida base en el mundo real, que entremezcla con la fantasía y la magia. Como tema recurrente, y casi que totémico, el mundo onírico y sobrenatural abarca su producción, encerrando en ella a sus personajes, que en otra realidad no tan lejana eran de carne y hueso. Pero tal y como hizo Alicia a través del espejo, cruzaron el cristal para entrar en otra dimensión, tal y como podemos ver en el caso de Nixon o Kanye West.

Otro ejemplo de anclaje en nuestra realidad que sirve como inspiración para Buzelli y su animado mundo, es la obra Destroy cáncer. Esta pintura fue para Scientific American Magazine, sobre un medicamento innovador diseñado para impulsar el potencial de los anticuerpos del paciente, para así destruir los tumores cancerosos. Estas terapias experimentales en sus ensayos clínicos han demostrado éxito con la mitad de los pacientes que experimentaron la regresión del tumor.  En palabras del propio artista: “Es estimulante para ilustrar un artículo con tal impacto potencial. He tenido miembros de mi familia y amigos luchando contra el cáncer mediante tratamientos tradicionales (quimioterapia, radiación y cirugía) con resultados mixtos. Espero que este tratamiento prometedor continuará siendo un éxito.

Destroy cancer

Destroy cancer.

Long Live the Mammoth

Long Live the Mammoth.

Este paradigma entre realidades, se ejemplifica también de manera muy visual en su obra Long Live the Mammoth, donde el mamut abandonó su plano pictórico para adentrarse en nuestro mundo, tal y como suele pasar a la inversa en sus producciones.

También, cómo no, este artista se encuentra inspirado por la literatura. Su trabajo hace guiños a fábulas y mitos: criaturas híbridas, escenas imposibles como las vividas en Caperucita Roja, o personajes como el cisne de Tuonela del escritor finlandés Jean Sibelius, se cuelan en sus óleos.

No dudes en adéntrate en el fantástico mundo del realismo mágico de Buzelli  y buscar más obras suyas en la red, pero ten cuidado, no lo olvides, puedes acabar atrapado dentro de una de ellas. 

http://www.chrisbuzelli.com/

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*