Cinefilia: Peliculas de habla no inglesa

Sin duda, estar nominado en la ceremonia de los Oscar supone un trampolín para las películas que tienen ese honor. Un claro ejemplo fue la ganadora del año 2010 El discurso del rey, que vio cómo, tras ganar 4 premios de la Academia, triplicó su recaudación en las salas de cine. Pero, aparte de consecuencias monetarias, también es una gran ayuda para darse a conocer entre el público, especialmente aquellas que están nominadas en la categoría de películas de habla no inglesa. Generalmente, las nominadas en este apartado suelen tener una calidad excepcional y, gracias a este reconocimiento, muchos títulos que podrían pasar desapercibidos, tienen notoriedad y mayor distribución.

Este año, se ha alzado con el Oscar El hijo de Saúl (2105). Con una cosecha de premios envidiable, esta cinta narra el horror vivido en el campo de concentración de Auschwitz donde un prisionero llamado Saúl, encargado de quemar los cadáveres de los prisioneros gaseados y limpiar las cámaras de gas,  trata de salvar el cuerpo de un niño. Con una dirección diferente, logra que el espectador sienta el horror en primera persona y se sienta partícipe de los acontecimientos que le suceden a Saúl. Destacable el hecho de que un tema como el holocausto, del que se han hecho ya varias películas,  vuelva a sorprender con una visión dura y necesaria. Otra película que ha tenido un gran y fructífero recorrido por diferentes festivales antes de estar nominada a mejor película de habla no inglesa es Mustang (2015), una película francesa con un tráiler hipnótico cuya protagonista, una niña de 12 años, ve una situación y un futuro que no le gusta y ante el cual quiere y debe rebelarse. Una elaborada mezcla de emociones está presente en Mustang, un canto a la rebeldía ante las injusticias que sufren las mujeres por el simple hecho de serlo. Un necesario recordatorio, con alta dosis de humor y rabia, de que el camino por la igualdad entre hombres y mujeres aún es largo.

La ganadora en los Oscar 2015 fue Ida, que competía con películas tan exitosas como Relatos salvajes. Rodada en blanco y negro,  una Polonia gris se nos presenta junto con dos actuaciones femeninas difíciles de olvidar. Lo terrible de la guerra y todo lo que deja tras de sí se plasma a través de un viaje de descubrimiento realizado por Ida, que siente la necesidad de conocer sus orígenes junto a su tía. Una película bella e indispensable. Leviathan (2014) también estuvo nominada ese mismo año. Leviathan hace alusión a la bestia marina del Antiguo Testamento y, en este caso, representa al gran monstruo del poder que ataca sin piedad al hombre. La lucha del protagonista contra un alcalde corrupto que desea su pedazo de tierra será el eje central de la historia. Esta vez, el director Andrei Zvyagintsev adereza con humor negro una historia que, aunque consigue sacarnos una sonrisa en varios momentos, está a la orden del día y nos quita la alegría de un plumazo.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*