Comic: Sandman

Hoy tengo el placer de presentaros unas de mis obras favoritas, por no decir una de las mejores creaciones en la historia del cómic. Gracias a la creatividad del escritor inglés Neil Gaiman, a un gran número de artistas y a la editorial americana Vértigo, Sandman vio la luz en 1988 y continuó su publicación hasta el año 1996.

 El protagonista de esta gran colección es Morfeo, Rey del Sueño, llamado el Hombre de Arena (Sandman) por una leyenda celta de un duende que dejaba arena en los ojos de quienes dormían, facilitándoles así su descanso. Es uno de los eternos junto a sus hermanos: Destino, Lucifer, Delirio, Muerte, Destrucción, Deseo y Desespero. Cada uno de ellos representa uno los principios básicos del universo y las criaturas que habitan en él.

La historia comenzará con el intento de una secta con atrapar a la Muerte en el mundo terrenal para poder escapar de ella cuando les llegue su hora. Pero este proceso no saldrá como tenían planeado y, en su lugar, traen al Señor del Sueño, dejándolo atrapado en nuestro mundo durante décadas. Cuando consigue liberarse de esta prisión, busca vengarse de quienes le mantuvieron retenido, pero cuando llega el momento de volver a su reino todo ha cambiado, y además sus poderes no están del todo recuperados.

En sus páginas encontraremos grandes historias que cuentan con apariciones de personajes históricos como William Shakespeare y su composición de la obra Sueño de una noche de verano, seres humanos que mantienen encuentros con nuestro protagonista mientras viajan por el mundo onírico y ciudades que  duermen, pero que también sueñan.

Deseo (extracto de uno de los números)

Deseo (extracto de uno de los números).

No voy a detenerme más en daros estas primeras pinceladas, pero me gustaría presentaros al resto de los Eternos, quienes conforman una mitología propia dentro de su historia.

Todos la conoceremos en algún momento, ya que nuestros caminos son equifinalistas, conduciendo al mismo lugar. Muerte es hermana de Morfeo y, al igual que este, presenta una estética gótica muy propia de Tim Burton; pero lejos de la oscura personalidad que podría transmitir, es probablemente una de los seres más alegres, optimistas y cálidos que encontramos en los cuentos de Gaiman. Su aparición suele ir acompañada de una intensa conversación para finalizar con un cálido abrazo de despedida.

Es irresistible, el personaje más bello, pasional y maquiavélico que encontraremos. Se trata de Deseo. Andrógina y manipuladora, vendrá presentada como antagonista en varias ocasiones. Su hermano Sueño, con el que tiene gran rivalidad, se verá presa del deseo varias veces, lo que le llevará a sufrir sus consecuencias a largo plazo a cambio del placer y el éxtasis inmediato.

Lucifer por ryan kelly

Lucifer, por Ryan Kelly.

La hermana gemela de Deseo no podría ser más distinta. Físicamente recuerda a la Venus de Willendorf por su apariencia de mujer obesa. Al igual que su hermana, es muy inteligente y también comparte su gran maldad, además de su tez pálida. Su imagen choca ya que suele aparecer infligiéndose daño, muchas veces con el propio anillo que lleva puesto, el cual, lleva un garfio afilado.

Durante un tiempo fue conocido como el Arcángel Samael y fue el favorito de Dios hasta que un día el sirviente se rebeló contra el Señor de los Cielos y fue condenado a reinar en el inferno. Su nombre, Lucifer, significa el portador de luz. Tras una eternidad en el averno decide renunciar a su puesto y darle las llaves de sus puertas a su hermano Morfeo, en lo que será uno de los arcos argumentales más interesantes de la historia. Tras esto, viaja a la tierra para abrir un local de ocio nocturno en Los Ángeles y tocar el piano. Es poder y destrucción, belleza, lujuria y tentación. Sin duda la encarnación de la maldad para los creyentes, pero a medida que conoces mejor al personaje, podrías llegar a entender que se trata de un ser que busca la libertad más allá de los caprichos, que quiere desarrollar su propio plan más allá de la voluntad de Dios.

Delirio, por Javier González Pacheco.

Delirio, por Javier González Pacheco.

Delirio es la más joven de Los Eternos. En un principio era Delicia, sinónimo de placer, pero acabó convirtiéndose en la que ahora conocemos. Su personalidad es incoherente y bipolar, viste con ropa vieja y descuidada pero siempre le aporta su toque de color. Cuando habla, pocas veces dice frases coherentes y su mirada está perdida, aunque destaca por la asimetría cromática en sus ojos: el izquierdo verde esmeralda y el otro azul grisáceo.

Su imagen es la de un hombre pelirrojo, pelo largo, barba y cuerpo fornido. Fue el primero de los eternos en decidir abdicar de sus funciones para llevar a cabo un viaje para desarrollar sus capacidades creativas y alimentar su alma al más puro estilo New Age. En muchas ocasiones nos recordará a un hipster con mucha pasión y poco talento en sus obras. El pródigo, como lo nombran el resto de sus hermanos, tendrá un papel importante en una de las historias, ya que Delirio convence a Sueño de buscar a su hermano para saber dónde está tras más de 300 años sin tener noticias de él.

Destino  es el mayor de los eternos y es representado como un hombre ciego vestido con gran una túnica misteriosa y portando un voluminoso libro. En este están recogidos todos los eventos: los que han pasado, los que pasan y los que pasarán hasta el final de los días. Sus mensajes son metafóricos y muy complejos a la hora de interpretarlos.

You may also like...

1 Response

  1. Sergio dice:

    sinceramente… me siento muy decepcionado con esta reseña. mira que en general vuestros artículos me resultan interesantes. pero habiendo leído The Sandman, y teniéndolo entre mis títulos de cabecera, este artículo me parece un desastre. ¿tengo que extrapolar esta sensación a los artículos sobre temas/autores/obras que no conozco?
    chicas/os, por favor tened un poco más de rigor y cuidado con lo que publicáis. que me gusta venderos como un referente, pero con pastiches como este no se puede.
    un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *