Siguiente pantalla: Tay IA

“Una inteligencia artificial se vuelve racista, antisemita y homófoba en menos de un día en Twitter”. ¿Qué ha pasado con la nueva Inteligencia Artificial (IA) de Microsoft? Para todo aquel que aún no haya oído hablar de la noticia, Microsoft lanzó hace unos meses a su nueva IA en Twitter para que interactuase con los usuarios y el resultado fue tan nefasto que no duró ni 24 horas.

El programa, bautizado como Tay, actuaba como un ente cibernético capaz de responder a los usuarios a través de tweets y así ir desarrollando su propia manera de “pensar”. ¿Quién puede creer que un software pueda crear su propia personalidad? ¿Acaso con solo la información recibida a través de mensajes de humanos puede pensar por sí solo, o únicamente reproduce lo que recibe? ¿Podemos los humanos sentirnos superiores a este tipo de desarrollo, o es una copia exacta de nuestra forma de crecer mentalmente?

Twitter

Aunque la primera idea que puede aparecer en nosotros es la del miedo a un mundo dominado por robots, no veo en esta noticia algo más alejado de dicho concepto. ¿Miedo a qué? Lo único que este programa ha hecho ha sido informarse de lo que los usuarios le han hecho buscar, tragar odio y palabras malsonantes y actuar en consecuencia. Por otro lado, no veo sentido alguno al temor a un ente cuya concepción del mundo y de las personas es negativa. No solo por lo que la sociedad representa, sino porque es imposible desarrollarse sin este tipo de sentimientos. Ni siquiera una IA es capaz de huir a esto.

Pero lo más sorprendente es cómo el desarrollo de la tecnología está avanzando. Estamos tan inmersos en la dinámica del libro de texto sobre Historia mientras hablamos con nuestro amigo coreano instantáneamente por WhatsApp (Telegram o Line en el caso de los más raritos) que no nos damos cuenta de cómo todo a nuestro alrededor va avanzando de una forma brutal. Una voz muy desagradable nos activa búsquedas online o llamadas con solo pedírselo, podemos pedir por catálogo genético un hijo sano de ojos azules y alto, y ahora una señora un poco loca que no existe se vuelve racista por interactuar por Twitter (aplicación que nos permite montar follones con personajes famosos como si estuviésemos en el banco del pueblo). ¿Llegarán mis hijos a verme tan dinosaurio como veo yo actualmente a mis padres?

Ante el avance que Microsoft, Japón o China están logrando en IA me pregunto a qué van dirigidos sus esfuerzos. Es común pensar en sirvientes robots capaz de satisfacer nuestras necesidades pero, ¿y qué más? ¿Podrían llegar a un intelecto superior y hacer ciencia por sí solas una vez les sean introducidas bases de datos? ¿Redactar artículos de opinión en base a ideologías concretas? ¿Dirigir debates y presentar programas de televisión? ¿Aplicar justicia? No sé hasta qué punto podrían optimizarse para realizar tareas específicas, pero únicamente veo caídas de empleo y sustituciones innecesarias del material humano. Para todo aquel que opine de la misma forma que yo, ¿piensas que hay trabajos que puede realizar una IA que escape al control humano y que se base en su inteligencia y no en maquinaria pura y dura?

WT VOX

Fuente: WT VOX

La ciencia ficción nos ofrece diferentes puntos de vista de cómo la IA dominará el futuro, pero este tipo de visión no muestra una verdadera IA, sino un protocolo de actuación nada comparable a las funciones humanas. Que siga avanzando la ciencia y se desarrolle la IA, y espero algún día sentirme orgulloso de dicho progreso, algo que hoy en día deja mucho que desear.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *