Entrevista a… Elena Alonso

Elena Alonso es una persona hipnótica, como también lo es su obra. Huye constantemente del “haz lo que digo pero no lo que hago” y se muestra sin pudor ante todo el que quiere seguir sus pasos. Siempre saca a la palestra temas que merecen ser debatidos: maternidad, sexualidad, censura,… y vive acorde a lo que piensa de ellos. Viajamor es una invitación que nos brinda a su fiesta donde todo está preparado con amor para una velada memorable y el regalo, al final, nos lo acabamos llevando a casa nosotros:

13517581_686740434815073_7431960660265653038_o¿Qué es Viajamor y cuáles son sus funciones vitales?

Viajamor es el cuento de alguien que se ha inventado una forma de vivir, que se ha cuestionado un sistema social y ha decidido vivir en otro. Es el viaje de una mujer desde que es madre y vive en un barco hasta que se hace escritora y comparte con el mundo lo que podría guardarse para ella sola.

-¿Cómo empezarías a despejar la ecuación de un problema tan cercano como lo es la censura del cuerpo de la mujer en las redes sociales y en la sociedad en general?

-Pues mira, después de ser tantas veces censurada y obligada a eliminar “contenido inapropiado” de las redes, he llegado a la conclusión de que debe ser que en el planeta en el que viven los y las que me censuran, hay tetas asesinas arrancando ojos por las calles a los niños pequeños. También supongo que en su mundo las tetas no sirven para lo que sirven en este, para alimentar a las crías. Creo que todo este sinsentido está directamente relacionado con lo confundido que está el ser humano respecto a la función del cuerpo femenino. Si las tetas son un juguete para dar placer al hombre, las tetas son pornografía.

-Lo mejor que has sacado de Viajamor en las jaulas.

-Mi proyecto Viajamor en las jaulas es de lo que hago lo más gratificante, porque ha sido una sorpresa y por lo que significa entrar en un instituto o universidad a hablar de lo que hablo. Yo tenía muchos prejuicios respecto a la adolescencia y la primera vez que entré en una jaula estaba segura de que no iba a funcionar, pensé que se reirían y que no les interesaría. Ocurrió todo lo contrario. Los primeros cuarenta alumnos se quisieron quedar a escuchar la misma charla que di a sus compañeros después (no les dejaron, tenían clase). Me ha pasado que les voy a hablar una mañana dos horas y vienen después por la noche a escuchar otro rato a Viajamor en un bar. Vendo libros a gente que no lee, a gente que se compra y se lee un libro por primera vez. Cuando me voy me escriben, me cuentan sus cosas, se quedan con Viajamor. Es muy bonito.

-¿Sobre qué escribes?

-Escribo sobre una niña que se llama Nahla que a veces vive conmigo y a veces no, sobre parir en casa, sobre amar a más de una persona a la vez, sobre los celos, sobre la muerte, sobre los médicos que te enferman, sobre tu responsabilidad en la historia, sobre despedirse de alguien a quien se quiere y no sufrir, sobre no sufrir, sobre el cuento de la vocación, sobre el no esfuerzo, sobre el mar, sobre los dedos que te cortas de la mano cuando no ves la tarta que tienes delante y es tu fiesta.

13528347_686740471481736_7274039975301365391_o

-Momentos de inflexión en tu vida que lo cambiaron todo.

-Tres. La maternidad. Mi primera hija, Nahla. Cuando ella nació cambió todo y puso absolutamente todo en otro lugar. El segundo fue el hecho de separarme de ella; a veces vive con su papá en un barco a quince mil kilómetros de distancia. Haber aprendido a hacer esto con alegría y ligereza. Haberme concedido el derecho a estar sin ella también bien. Y por último, cuestionarme la única vocación que he tenido en mi vida, la de actriz, haber tenido el coraje de preguntarme dieciocho años después “¿Te gusta?” Y responderme que no.

 -¿Cuándo alzaste tu voz y empezaste a notar que la sociedad nos estaba dictando cuestiones nocivas y erróneas?

-Cuando te cuestionas la primera cosa, en mi caso fue la maternidad, lo que me pidió el deseo hacer no tenía nada que ver con lo que me habían contado, (lactancia a demanda durante años, brazos, cohecho, etc…) ya no puedes dejar de cuestionarte todo. Mi manera de vivir en otro mundo es abriendo la boca también, podría callarme, pero por ahora no lo hago.

12304156_598880753601042_5259249428797823686_o-¿Qué le regalarías a tu “yo” del pasado si fuera su cumpleaños?

-Le daría un abrazo y le enseñaría esto.

-¿Qué me dirían de ti los amigos que tuviste con 10 años?

-Recuerdo a mis amigas del cole. No era muy feliz en el cole. No conservo ninguna amistad de entonces. Estaba muy ocupada tratando de aprobarlo todo. Ellos no sé qué te dirían. No creo que socializáramos de una manera natural tanto tiempo en esas jaulas.

-¿Y con 20?

-Con 20 era una actriz haciendo mucho esfuerzo por un sueño. Era demasiado seria para ser tan joven. Últimamente me he encontrado con un par de amigos y me sorprende la imagen que tienen de mí de entonces, te dirían que tenía la misma energía que ahora, que parecía que no había suficiente aire en el mundo para mí. Yo me recuerdo muy apasionada, sí, pero muy estúpida también. Perdía mucho el tiempo con las pasiones. Ahora creo que la vida es algo mucho más sencillo, menos intenso y más amable. Y ya no me esfuerzo por nada.

You may also like...

1 Response

  1. Very nice post. I just stumbled upon your weblog and wished to say that I’ve really enjoyed surfing around your blog posts.
    In any case I’ll be subscribing to your rss feed and I hope you write again soon!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*