Éxito del Phe Festival

Sábado 6 de agosto, los 37 grados al sol se hacen más patentes que nunca, el reloj marca las 18:00 y finalmente entramos dentro del Phe Festival con grandes expectativas.

A pesar del ligero retraso que hubo, la organización supo compensar bien a los asistentes con una más que deseada y fresca cerveza de bienvenida para combatir el abrasante calor que luchaba por el protagonismo del día. Mientras, Mr. Paradise frente a los platos amenizaba y calentaba el ambiente con su magnética música, haciendo guiños a los clásicos desde una perspectiva de lo más actual.

Mr. Paradise

Mr. Paradise

Dentro del recinto, además del propio Photocall, también estaban los staffs de Eternal Barber Girls, Carlos Montesdeoca, Phefestival, Jägermeister y del Aguere Music Store, donde podías obtener unos más que generosos paquetes de palomitas. También contaban con una zona de marisco cortesía de Pescadería Marisquería Puerto y las diferentes y codiciadas barras. Para los más dulces, también se encontraba Calderón de la Tarta, una propuesta perfecta para reponer energía rápidamente a base de cupcakes, galletas, brownies, rollitos de canela  y demás productos azucarados.

Calderón de la TartaPeluquería Carlos Montesdeoca

Como no todo podía ser alcohol y azúcar, también tenías la posibilidad de degustar algunos de los diferentes y variados estilos  de foodtrucks que ahí se ofrecían; Delicatessen sobre ruedas por  parte de: Niza 1961 cuya especialidad era las recetas dulces y saladas en las que combinan los sabores de Indonesia y la cultura holandesa, Raices donde el clásico bocata era dotado de una nueva perspectiva a base de productos como: pata estofada, vegetariano con queso gomero, berros y miel de palma… La gata flora, Amor-Didas o Cielito lindo también seguían dicha estela gourmet con propuestas mexicanas y canarias reinterpretadas. En definitiva, 5 proposiciones que no te dejaban indiferente.

Cielito Lindo FoodtruckLa Gata Flora Foodtruck

Entrando ya en el ámbito musical, la iniciativa de Phe Festival, que finalmente ha dotado al panorama tinerfeño de una esperadísima propuesta festivalera indie, muy lejos de decepcionar o simplemente complacer las expectativas marcadas, se ha superado y dejado el listón muy alto para próximas ediciones con una participación de 2.500 personas, algo muy positivo pues esto genera las clásicas especulaciones post-festivaleras, como: ¿Qué pasará el año que viene? Y con qué nuevos grupos nos sorprenderán, haciéndonos comenzar inconscientemente desde el minuto 0 en que se cierran las puertas, la cuenta atrás para la próxima edición.

Volviendo a esta edición y dejando atrás las pajas mentales, el festival dio comienzo con Red Beard, grupo propio de Las Palmas de Gran Canaria y capitaneado por Jaime Fleitas, que con su característico estilo folk/country dio el pistoletazo por la puerta grande animando al público desde el primer minuto y anunciando tercer disco y single en septiembre.

Red Beard

Red Beard

Los siguientes en pisar el escenario fueron Belako, y sin lugar a dudas una de las dos grandes estrellas que más brillaron en la noche estival del Puerto de la Cruz. Este grupo post-punk con clara herencia new wave, consiguieron electrificar el cargado ambiente, haciéndonos rozar el éxtasis más melómano con su música.

Belako

Belako

Tras un breve parón, cuyo testigo recogió de nuevo Mr.Paradise, los siguientes en actuar fueron los ya clásicos y consagrados La Habitación Roja, cuya actuación pasó sin pena ni gloria por el festival, haciendo las delicias de sus fans y el tedio más absoluto a los que ni les va ni les viene. 

La Habitación Roja

La Habitación Roja

A continuación Delafé, el que sin ninguna duda fue la revelación del festival, sorprendió con un vertido de energía sin igual. Tal era este que cuando se estrujaba la camiseta, los chorros de agua eran evidentes y palpables. Como un tele-predicador de masas, hipnotizó al público y los hizo bailar y cantar canción tras canción (incluso siendo estos ignorantes de sus letras).

Delafé

Delafé

Llegando ya casi al final, y siendo este el último grupo en participar, sobre las 00:20, subieron al escenario los que serían la estrella entre las estrellas, la luminaria máxima que cegaría con su talento y don a la masa. El grupo anglo-español Cycle, con su particular estilo pop-electrónico con matices oscuros, coronó el Phe por todo lo alto haciendo saltar a la aglomeración con sus canciones; pero no fue hasta la última de todas, cuando tocaron el mítico Confusion, que la gente se volvió literalmente loca bailando y brincando sin parar.

Cycle

Cycle

Como cierre final, el dúo Kostrok, que por desgracia solo asistió uno de ellos (Adrián Lurbe), tomó las riendas de la mesa de mezclas y brindo a los asistentes de una coherente sesión de electrónica y sus diferentes variables, dance, progressive pop y progressive house para los que aún tenían ganas de más.

Kostrok (Adrián Lurbe)

Kostrok (Adrián Lurbe)

Como conclusión, una noche redonda cargada de buena energía, buen rollo, buena música y muy buen ambiente. Solo esperar que este proyecto siga creciendo cada vez más y que haya Phe Festival para mucho.

(Haz click en la foto para ver el fotoreportaje)

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *