Diego Cerezo

Cuando se trata de hablar de nuestro país, siempre hay dos vertientes: los que lo defienden incluso yendo contra la propia lógica y los que lo critican hasta rozar el surrealismo más daliliano. Por suerte, hay artistas que son capaces de realizar radiografías honestas e imparciales de nuestra sociedad, de nuestra cultura y forma de ser, quizás con una cierta subjetividad propia del autor, pues no deja de ser humano, pero que plasma con su trabajo la verdad simple que tenemos ante nosotros.

Un país, una ciudad, un barrio, los hacen sus habitantes, sus edificios, sus calles, sus costumbres, su forma de ser y actuar, y esa es la esencia de la obra fotográfica de Diego Cerezo, creador natal de Madrid, cuya infancia surgió en los distintos barrios de Carabanchel, y que quizás encontramos ahí, en este origen, su gusto y pasión por la fotografía callejera.

peopleciencia-ficcionpareja

En su amplia trayectoria profesional, podemos ver múltiples actividades audiovisuales a lo largo de su carrera, ya sea como realización, técnico de sonido, guion, y desde hace ya diez años, edición y montaje de video en RTVE. Como hemos visto en esta sección desde hace meses una cosa es tu profesión homologada, por así decirlo, y otra la verdadera, la que te da vida, la que te hace sentir realizado y satisfecho contigo y con el universo. Y esta Diego la ejerce armado con su Nikon D3100, con un par de objetivos, (35mm y 16-85 mm) y por supuesto con su Iphone 6s.

Con el nacimiento de Instagram y su auge, Cerezo comenzó a posicionarse en el tipo de fotografía que quería mostrar, la que siempre le había gustado, la callejera. Este hábitat, que puede resultar fácil de acceder y plasmar, se contrapone con la dificultad que tiene en ocasiones, para encontrar en él la captura perfecta, ese instante único y efímero que jamás se repetirá, como ya decía años atrás Vivian Maier o Helen Levitt.

principal-forever-young

14026641_289046638131965_900366901_nCon esta red social encontró la oportunidad perfecta de mostrar al mundo sus fotografías y con ellas miles de experiencias, pues en sus calles madrileñas encontramos miles de historias particulares. Sus pilares básicos, la arquitectura y la gente, conforman y nutren su serie fotográfica centrada en la agitación constante de la ciudad. En palabras suyas: “hay que estar activo, en cualquier momento puedes encontrar un gesto, una acción, un nuevo edificio, una nueva calle … A veces es cuestión de esperar y otras cuestión de buscar. Lo que si es cierto, es el hecho de que la propia calle te recompense, en ocasiones, con situaciones en las que tan sólo tienes de disparar. Por lo menos a mí me pasa. Llamadlo suerte”.

https://www.instagram.com/dicerezo/

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*