Alan Moore

“No es el trabajo de un artista darle al público, lo que el público quiere. El trabajo de un artista es darle a público lo que necesita, si el público supiera lo que necesita, entonces sería el artista.”

En el pulso por la atención del público las series parecen ir ganando, pues el cine de Hollywood lleva varios años inmerso en una decadencia creativa que le ha llevado a un sinfín de remakes y adaptaciones de historias de videojuegos o comics. Cuántas películas de superhéroes han ocupado el espacio del ocio. Muchos encuentran aborrecedor y soporífero el panorama. Revistas serias de cine como Cuadernos Caimán no incluyen valoraciones de estas películas. Otras directamente se muestran enfurecidas y no dudan en mostrar su odio hacia los imperfectos humanos en mallas, como el caso del escritor Alan Moore.

la-cosa-del-pantano-1

Este autor de 62 años ha influido como pocos el mundo de cómic y de las historias en general. Su salto al comic americano fue tras haber recibido premios en Inglaterra. Entonces la editorial norteamericana DC Comics decide encargarle continuar Swamp Thing. Esta serie de historietas trata de un protector de la naturaleza. Una entidad que nace de la unión Allec Holland con los vegetales del pantano. La trama es de terror, pero Alan Moore se dio cuenta de que semana tras semana unas historias con los clichés de miedo que culminaban en una pelea final no terminaba de funcionar. Trató entonces de darle tintes sociales con problemas de la sociedad a sus historias, incluyendo además de criaturas fantásticas temas como el racismo, el sexismo o la contaminación del planeta. El célebre personaje John Constantine nació en las viñetas de La cosa del pantano.

Desde entonces ha creado muchas otras obras, de las cuales cuatro han sido adaptadas a la gran pantalla: Desde el infierno (2001), La liga de los hombres extraordinarios (2003), V de vendetta (2005) y Watchmen (2009). Dado el límite espacial del que dispongo junto a las circunstancias políticas actuales, quizás sea más interesante poner en el punto de mira las dos últimas obras mencionadas.

v-de-vendetta

Portada V de Vendetta

V de Vendetta sale a la luz en una época donde Margarett Tatcher y Ronald Reagan encabezaban la derecha anglosajona. En las calles empezaba a propagarse el fascismo. En Inglaterra cobró fuerza el frente nacional, un movimiento político de extrema derecha que ha sobrevivido hasta nuestros días. Por su parte, Reagan defendía una política de libre mercado (traducido sería capitalismo salvaje), se oponía a un sistema de salud accesible a todos los ciudadanos que fuese pagado con los impuestos, era antiabortista y también se oponía a propuestas como la de Luther King, quien defendía el derecho a votar de las minorías raciales. Este cómic describe un futuro en el que el gobierno ha formado una coalición fascista que controla toda Inglaterra. Las calles están repletas de cámaras de vigilancia en cada esquina para controlar a las masas y la única esperanza del estado autoritario es V.

Un vigilante y activista político enmascarado que defiende la anarquía y la autodeterminación del pueblo. Lo más llamativo de este personaje es la máscara de Guy Fawkes que lleva. Esta máscara se ha convertido en todo un fenómeno mundial ya que el grupo hacktivista Anonymous la ha adoptado como símbolo, y en muchas manifestaciones de los últimos años las personas han llevado máscaras como esta. En la serie Mr. Robot se ven muchos guiños a Anonymous, incluyendo el uso de una máscara. Sobre la extensión de la máscara el autor ha dicho:

“Supongo que mientras estaba escribiendo V de Vendetta pensé desde lo más profundo de mi corazón: ¿no sería estupendo que esas ideas tuvieran un gran impacto? Así que cuando comienzas a ver que esa fantasía se introduce al mundo normal es curioso. Parece como si un personaje que creé hace 30 años escapó de alguna manera del reino de la ficción. ”

Otra piedra angular en su trabajo es sin duda Watchmen. En esta ocasión también se plantea un futuro distópico, pero en lugar de encontrar un estado fascista, sus personajes viven en una Guerra Fría que nunca terminó. Los periódicos anuncian un final inminente por la aterradora amenaza nuclear.


Spoilers

La historia comienza con un asesinato. Alguien ha matado al Comediante, uno de los miembros de un grupo de superhéroes apadrinados por el gobierno de los EE.UU. y celebridad varios años atrás. El Comediante se había convertido en una caricatura de los valores de la sociedad americana, ya que a pesar de vestir su bandera y de parecerse a una especie de Capitán América; era beligerante, machista, alcohólico y depresivo. Algunos de los flashbacks muestran como viola a la madre de su compañera de equipo o asesina a una vietnamita embarazada de su hijo bastardo.

Roschach no queda indiferente ante su muerte. Es uno de los compañeros de equipo del Comediante y comienza a pensar que alguien está tratando de liquidarlos, por lo que tratará de reunir al viejo grupo de nuevo. Su personalidad es la de un antihéroe: usa la violencia para obtener las respuestas que busca, huele mal y cae fatal a la gente; pero conserva intacto su sentido de la justicia y no dudará en saltarse las leyes para castigar a la corrupta sociedad. Su rostro está cubierto por una máscara con manchas de tinta del test psicodinámico proyectivo que le da nombre al personaje.

Búho nocturno es al primero al que Roschach acude. Un personaje noble que ha dejado la capa de lado, pero no dudará en acompañarlo en su cruzada más adelante junto a Espectro de Seda, una heroína con la que mantiene un affair. Esta mujer está casada con el formidable Dr. Manhattan, pero no está satisfecha con su relación.

la-liga-de-los-hombres-extraordinarios

Por su parte, el Dr. Manhattan es la perfección. Manipula la materia o la destruye a voluntad, puede duplicarse, teletransportarse… Tal poder le ha cambiado su noción de sí mismo y ha dejado su humanidad de lado. Cuando Roschach va a contarle su teoría sobre la muerte del comediante, el Dr. Manhattan responde que un cuerpo vivo y uno muerto comparten el mismo número de átomos, mostrándole así su desinterés.

Finalmente está Ozymandías, el hombre más inteligente del planeta. Al principio no parece importante. Se le muestra como un joven de rasgos apolíneos y multimillonario que vive una vida acomodada en lo más alto de su rascacielos. No obstante, su papel será crucial en el desenlace de la historia, ya que al final se descubre que había sido él quien asesinó al Comediante. Ozymandías les cuenta a todo el equipo cómo logró engañarles a todos y desvela su plan maestro: El fin de la Guerra Fría. Para esto en el cómic crea un monstruo que simula ser un invasor alienígena que ataca Nueva York causando 4 millones de muertes durante el exilio del Dr. Manhattan, cuando descubre al Halcón y Espectro de Seda juntos. En la película se ve como una explosión causa la muerte de millones de inocentes por la aparente culpa del Dr. manhattan. Roschach tratará de informar al mundo de las maquiavélicas acciones de Ozymandías, pero tras comprender que el plan de Ozymandías ha sido un éxito, el Dr. Manhattan lo asesina.

Fin del Spoiler


 

Anarquista, misántropo, en ocasiones tachado de demente. Así es Alan Moore, quien cumplió 61 años el pasado mes de noviembre. Para disgusto de sus fans, ha anunciado el fin a su etapa de escritor de comics. Su última obra es Jerusalem, un libro en el que lleva trabajando 10 años y parece muy prometedor, ya que su reto fue escribir una historia que desafiara la idea de la muerte.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*