Art Basel – Hong Kong (香港)

Ejemplo de ello son las artistas Cao Yu, Louise Bourgeois o Michael Parekowahi, que se apropian del sexo y hablan de él en su trabajo, pero no para conquistar sino para denunciar. La primera de todas, con una obra titulada “Queen and Venus”, hace referencia a los órganos sexuales femeninos frente a los masculinos, donde dicho miembro viril es metamorfoseado en un muñequito a pilas que se mueve bajo una sábana rosa y la vagina es representada como una rasgadura en un lienzo que se encuentra colgado en la pared.

Con Louise Bourgeois el sexo se vuelve más explícito a través de su serie de acuarelas que reflejan su obsesión por un hecho traumático de juventud: su padre eligió como amante a la niñera. Si hablamos de la neozelandesa Michael Parekowahi el sexo se vuelve pudor con una estatua realista y gigante que reproduce un enorme bebé (Putto) en la que su aparato reproductor se pixela.

Michael Parekowahi. Putto

Putto de Michael Parekowahi.

El campo de la realidad virtual también consigue un marcado protagonismo en esta feria a manos de artistas como Nonny de la Pena, encabezando esta temática, y junto a él destacan en otras áreas Robin Rhode, Sun Xun, Cao Fei o Yang Yongliang; creadores muy valorados por los organizadores.

Pio Abad. Not a Shield, but a Weapon.

Pio Abad. Not a Shield, but a Weapon.

Además, junto a este evento, se desarrollaron otras exposiciones, ferias y actividades culturales como la del artista local Kingsley Ng, que preparó para esos días dos tranvías donde sirviéndose de su cámara el frenético ritmo de la ciudad.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *