Eurovisión 2017 – Puesto 26

Las cartas sobre la mesa. No soy un experto, ni siquiera había escuchado las canciones antes de las actuaciones finales. En un salón ajeno con papas fritas, tortitas de maíz con guacamole, golosinas y refrescos varios, y con amigos, por supuesto, es como se ve la gran fiesta de la música europea: Eurovisión 2017 – Ukranie.

Comenzó con el tradicional paseo de banderas, este año nada tradicional. En un gran alarde de medios técnicos y tecnología, los participantes con una gran bandera digital a sus espaldas, emergían de la nada entre purpurina y gritos enloquecidos de los fieles eurofans. Si uno se fija se puede dar cuenta de que no es más que un juego de luces y sombras, como lo es Europa mismo: luces y sombras.

Desfile de banderas

Desfile de banderas – Bielorrusia

No me pararé a comentar a los presentadores y el intento de ingenio, saltaré hasta la primera actuación. No sé si por los nervios de ser el primero o porque ha pasado más tiempo en el gimnasio que en las clases de canto, pero IMRI no dejó en buen lugar al país que representaba, Israel. Una voz a momentos del todo descarriada abrió la puerta del corral.

Israel

IMRI – Israel

Kasia Mos por Polonia siguió al israelí. Una canción que podría pertenecer a la banda sonora de alguna entrega de 007: estaba concebida para matar, aunque no creo que tuviera licencia.

Polonia

Kasia Mos – Polonia

Los siguiente Naviband (Bielorrusia), con un folk al estilo Casa de la pradera, sembraron el positivismo en una tierra ya sembrada de sal. Me recordaron a uno de mis grupos favoritos, Katzenjammer, del todo fugaz y emotiva la música de ambos. Un beso entre ellos más ensayado que una función escolar pone el broche, aunque sin brilli brilli.

He de decir que lo siento por Nathan Trent y por Austria, pero una canción del todo corriente salida de cualquier emisora pop. Lo único su puesta en escena parecidísima a la apertura de DreamWorks, la productora de cine.

Austria

Nathan Trent – Austria

Lo que significa eurovisión para mí lo condensan muy bien artistas como Artsvik (por Armenia). Una canción que sorprende, una cantante precisa y una mezcla de contemporaneidad y etnicismo perfecta. Te pega a la pantalla con los ojos bien abiertos para no perderte ni un segundo.

Armenia

Artsvik – Armenia

Aburridísima versión de las Destiny’s Child. Holanda apostando por OG3NE -tres hermanas cantando la enfermedad de su madre- de una manera bastante floja. De la misma manera los pseudogags de los presentadores: floja y aburrida.

Ahora sí, turno de uno de mis ganadores: Sunstroke Proyect por Moldavia. La canción (Hey Mama) lo tenía todo para ser la ganadora. Tiene una buena voz, una buena puesta en escena y lo más importante, un estribillo pegadizo que hace que toda Europa (y parte de Asia) baile al son del saxo. Una maravilla que condensa el sentido de Eurovisión.

Moldavia

Sunstroke Proyect – Moldavia

Después de Hey Mama era muy difícil remontar, pero Joci Pápai (Hungría) hizo la cuesta aún más empinada. Lo étnico no lo es todo, no se puede basar una actuación en ese pilar únicamente, y menos aún si se fusiona con rap. Creo que en Radio Hungría podría funcionar durante unas semanas.

Hungría

Joci Pápai – Hungría

Con la actuación de Italia, aún después de ver la gala dos veces, me pasa una cosa muy peculiar: no sé qué demonios pensar. Con una apertura de los más Ramazzotti, Francesco Gabbani interpretó junto a su gorila (un humano disfrazado supongo) una canción de lo más ecléctica. Invito a que me reporten qué sus impresiones.

Italia

Francesco Gabbani – Italia

A Anja (Dinamarca) le debo de dar las gracias. Su actuación, una balada plana e insulsa, permitió a mí y a mis colegas sacar tiempo para recargar bebidas y vaciar vejigas.

Amar pelos dois es una canción preciosa. Portugal acertó de lleno al decidirse por Salvador Sobral. No creo que sea una canción eurovisiva ni mucho menos, es una nana digna de una superproducción de Disney o Pixar. Sobral cargó su arco, disparó al corazón y parece que mató de amor y ternura a Europa, hiriendo de muerte al sistema que produce eurohits.

Portugal

Salvador Sobral – Portugal

Haz click aquí para seguir viendo las actuaciones, ¡y la de España!

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*