¿Cómo disparar a un Hombre Bala?

El pasado mes el ya más que mítico Hombre Bala abría la semana con un titular que no pronosticaba nada bueno para el sector cultural capitalino:

 Comunicado a nuestros clientes/amigos, medios y autoridades:
>>> Quedan CANCELADOS INDEFINIDAMENTE todos los eventos musicales en El Hombre Bala <<<

Por no adaptarnos a la actual normativa urbanística sobre música y eventos aprobada por el Ayuntamiento, debemos adoptar la triste decisión de cancelar indefinidamente cualquier tipo de evento musical (sesiones djs/selectores, conciertos eléctricos/acústicos, monólogos, presentaciones, etc).

Adrian Romero

Foto: Adrián Romero

Una normativa, sacada de la manga con algún fin enchufista, que tira por tierra todos los esfuerzos por generar un espacio independiente y vinculado al ámbito artístico/cultural. Una estrategia absurda que no tiene ningún sentido, pues tras pasarse un par de buenos años reformando la Avenida Anaga, y habilitándola como foco canalizador de la noche Santacruzera, ahora no se hace otra cosa que ponerle trabas a los locales que ahí generan actividades de ocio.

Esta brillante normativa consiste en que cualquier tipo de licencia “antigua” a realizar eventos musicales de cualquier índole queda suspendida ipso facto. Por consiguiente se deberá iniciar su adaptación y tramite a una nueva, lo que conlleva un larguísimo proceso burocrático y monetario que paraliza por completo todo tipo de actividad, con la correspondiente perdida de acciones artísticas, algo que precisamente no nos sobra en la isla. A esta sucia jugarreta, que dinamita todo tipo de labor cultural,  hay que sumarle otro tipo de mandatos, igual de brillantes y positivos que el anterior, como el referente a ocupación de terrazas en la vía pública, que exige hasta el color del mobiliario urbano de dichos locales. ¿En serio? ¿No os huele a que quieren llevarlos a la quiebra a todos para montar nuevos? Preferiblemente de algún amiguito/familiar.

Pubs como este, capitaneado por Julio Delgado -mecenas donde los haya-, no solo desempeñan una actividad enfocada al consumo de agua con misterio, sino que además nutren al sector musical tinerfeño con su sello discográfico (El Hombre Bala records); que casi de manera altruista ha producido innumerables grupos como Black Mirror, Noiseed, Brutalizzed Kids, Gingerbread Soldier, Postman o Bikini Invaders entre otros tantos. Grupos que se han hecho un hueco en el mundillo gracias a la oportunidad que les ha brindado dicho sello, y que además proporcionaba un espacio donde realizar actuaciones en directo.

Julio Delgado con Javi Felipe, con Silver -13 Motos, Ataúd Vacante-, Fafe - Brutalizzed K

Julio Delgado con Javi Felipe, con Silver -13 Motos, Ataúd Vacante-, Fafe – Brutalizzed K.

Un local que siempre ha brindado una oportunidad a todo aquel que quería comenzar una carrera en el campo musical y que ahora se ve frustrado por una legislación que solo busca empeorar, más si cabe, la gestación de un contexto creativo propiamente isleño.

18056851_1325392574177334_1061692155931268311_n

Estas medidas no solo han provocado un atentado contra la cultura, sino que también ha generado que hayan cerrado varios locales de la zona, otros se hayan traspasado -o están en dicho proceso- y que se hayan despedido a más de 28 trabajadores. Vamos, una escabechina que pretende engordar la lista del paro y las desigualdades sociales.

Y es que parafraseando al propio Bullet Man: “creemos que las leyes deben buscar la mejora de la mayoría de los ciudadanos y no lo contrario, y creemos, aunque seamos ilusos, que otra ciudad mejor es posible”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*