Putochinomaricón: “Ver que nos asesinan o nos agreden no te da más opción que posicionarte y luchar activamente”

Tras este rompedor nombre se encuentra Chenta Tsai, un inquieto joven madrileño apasionado de la cultura pop que cuenta con la carrera de arquitectura y de violín. Decidió lanzarse de lleno a las corrientes más enérgicas de la composición, producción e interpretación musical y de la creación artística en general. Sus canciones retratan un mundo de costumbrismo juvenil, crítica social y reivindicación de la identidad con una visión reflexiva pero también con espontaneidad y un lenguaje combativo que no se corta un pelo. Todo el mundo preparado porque Putochinomaricón llega decidido a derrumbar todos los muros que se pongan por delante.

Foto por Jose Ángel Acinas Martín

Foto por Jose Ángel Acinas Martín

-¿Qué originó el nacimiento de Putochinomaricón como tu persona artística?

-Era una forma de cerrar un capítulo de mi vida en el que no aceptaba quien era, apropiándome de un insulto con el que conviví en la escuela, en la calle y, sorprendentemente, hasta en la propia universidad. Soy consciente de que la pronunciación del mismo traslada la carga de la violencia y la discriminación ejercida por la sociedad  contra homosexuales y este-asiáticos, y es precisamente esa fuerza la que se subvierte al utilizar el término como nombre artístico. Reapropiando estas tres palabras se pierden sus fuerzas opresivas, sus “malsonancias”, sus contenidos obscenos e insultantes, y ojalá un día acabaremos quedándonos con un significante neutro. A pesar de ello, la mayoría de la gente entiende la intención subversiva de Putochinomaricón y no me ha traído muchos problemas más que censuras puntuales y malentendidos cómicos en la calle.

La fuerza se subvierte al utilizar el término como nombre artístico”

-Has mencionado proyectos musicales pasados y futuros. Twink era tu proyecto de hace años en el que hablabas de amor tóxico, que decidiste abandonar precisamente porque dejaste de identificarte con lo que representaba. También has hablado de las intenciones de explorar otro tipo de música bajo el nombre ‘Producto’. ¿Por qué crees que Putochinomaricón conecta tanto con su público? ¿Tienes pensado publicar en breve algo bajo el nombre de Producto?

-Creo que es por la autenticidad. Putochinomaricón viene de un lugar muy personal arraigado a mí, soy yo y no pretendo ser nadie más. Mucha gente cree que es un alter ego pero es una simple extensión de lo que soy yo. La autenticidad es una característica muy importante en los artistas, si no crees en tu trabajo y no eres honestx, eso se nota.

‘Producto’ en cambio es un acercamiento completamente diferente. Como el propio nombre indica, ‘Producto’ es un personaje ficticio, no me identifico con ellx, es una crítica de cómo a lxs artistas se le tratan como si fueran un objeto despolitizado y para el mero consumo.

Foto por Putochinomaricón

Foto por Putochinomaricón

-¿Logic, Ableton, Protools o Cubase? ¿Qué fue lo que te impulsó a descubrir el mundo del software musical?

-Mi primer software fue el Finale, componía conciertos para violín, violín y piano a los 12 años. Me encantaba y fascinaba lo digital, la automatización de la producción del sonido. Me puse en serio con Ableton a los 25 cuando descubrí que Grimes lo utilizaba para producir sus canciones. Estaba cansado de los sonidos análogos. Yo soy violinista y pianista del Real Conservatorio Superior de Música de Madrid. He estado toda mi vida tocando con instrumentos analógicos y veía que había muchos matices que quería producir que en el violín no era capaz. A la vez creo que es vital recuperar matices de instrumentos analógicos que no se pueden recrear igual con los softwares.

-El voguing, los productos de droguería y de bazar son sellos distintivos de tus conciertos y videoclips autoproducidos. ¿Podrías decirnos cómo has conseguido crear una identidad visual en armonía en base a esta expresión corporal y estos elementos escenográficos?

Foto por Cora Álvarez 2

Foto por Cora Álvarez

-Los productos de droguería y de bazar son imágenes y símbolos que van asociados a la tienda de ‘los chinos’ (por favor, paremos de llamarlo así) y a lxs migrantes este-asiátiquxs en España. Me fascinan esas imaginerías, los colores de las pegatinas que venden en el todo a cien, las cartelerías, y quería reclamar imágenes y una estética que suele ser asociada con lo antiestético y feo y llevarlo a un contexto artístico y dignificarlo.

-Elefant Records, discográfica imprescindible del pop independiente en España con grupos y artistas que, al igual que tú, manifiestan activamente su apoyo al colectivo LGTBIQA+. ¿Qué supone para ti publicar tu primer EP en esta discográfica?

-Elefant, junto a Austrohúngaro y Canada, son para mí de las mejores discográficas en España y me emociono siempre que pienso que Guille Milkyway, La Bien Querida o Papá Topo está en la misma discográfica que yo. Siento orgullo porque entienden mi trabajo y respetan mi forma de trabajar, que es la autoproducción. En otros sellos no podría hacer esto y se lo debo todo a ellxs, a Luis y Montse. Desde el primer día me llevaron a su casa y hablamos horas y horas sobre referentes musicales y cómo eran fans de las artistas. Hay algo mágico en esa casa y cuando salgo de hablar con Luis y Montse tengo ganas de escribir música.

Quería reclamar imágenes y una estética que suele ser asociada con lo antiestético y feo y dignificarlo”

 

-A través de tus redes sociales vemos que participas activamente en festividades, marchas y manifestaciones en relación al colectivo LGTBIQA+ y al feminismo o contra el racismo. Una de las últimas veces ha sido en la carroza de las Reinas Magas. ¿Crees que los personajes públicos y artistas tienen la responsabilidad de dar su apoyo en pos de una sociedad más cívica y tolerante? ¿Cómo lo vives tú?

-No creo que todxs lxs artistas tengan esa responsabilidad, solo aquellxs que se posicionan y politizan, más aún si su trabajo está arraigado a ello. Siendo migrante, racializadx y homosexual en España se te posiciona desde el primer momento como persona politizadx. Porque eres minoría y te expones más a las injusticias y realidades hacia otrxs hermanxs migrantes racializadxs, de diversidad funcional, de la comunidad LGTTTBIQA+, etc… Ver que nos asesinan (Lucrecia Pérez Matos), ver que existen los CIEs, o que a algunx hermanx lxs agreden por la calle; no te da más opción que posicionarte y luchar activamente.

Foto por Jose Ángel Acinas Martín 2

Foto por Jose Ángel Acinas Martín

Ver que nos asesinan o que a algunx hermanx lxs agreden por la calle no te da más opción que posicionarte y luchar activamente”

-Gran parte del éxito inesperado de esta última edición de Operación Triunfo innegablemente viene dado de la visibilidad que se le ha dado al colectivo LGTBIQA+ en la televisión pública. ¿Cómo te parece que puede afectar este éxito a posteriores producciones culturales y de entretenimiento para masas dentro y fuera de los medios de comunicación? ¿Ves que el colectivo LGTBIQA+ se pueda ver en riesgo de ser capitalizado o lo ves como algo positivo?

-No veo operación triunfo, así que no soy la persona acertada para responder a esta pregunta, pero ole lxs responsables por haber metido a Guille, Ambrossi, Calvo a Carolina… Ha sido la mejor decisión que podían haber tomado. Creo que esta edición ha creado reflexión y debate, especialmente porque se hablan sobre cosas que no se hablaban en medios de televisión pública. La labor de estxs cuatro es impresionante y sé que viene desde la autenticidad.

En cuanto a espacios seguros para las minorías, ¿cuál crees que puede ser la manera más adecuada para procurar su existencia en mayor cantidad de ciudades?

-Es algo que estoy investigando ahora. En una conferencia Princess Nokia decía que había dos factores que determinan si el espacio es seguro o no. En primer lugar, el artista crea el espacio con su energía y, en segundo, la descontextualización de los espacios. Es importante tocar en espacios que no suelen ser espacios seguros y reclamar este espacio para que sea para todxs.

Foto por Yeray Dorta

Foto por Yeray Dorta


-Has manifestado tu descontento por el trato degradante de ciertos personajes públicos o humoristas hacia la comunidad china. ¿Qué medidas se podrían tomar para no seguir pasando por alto estas mofas o mensajes de odio, ya normalizados por varios individuos poco cívicos, en los medios hacia dicha comunidad?

-Concienciar, educar y no parar de molestar. Hay espacios como el 12N o SOS Racismo que están tratando estos temas, pero aun así es importante que haya figuras que hablen de ello y lo pongan en evidencia para conseguir la concienciación. Pero que echen esa mierda en televisión pública me parece nefasto.

¿Quienes inspiran en tu expresión artística y tu activismo?

-Charli XCX, Grimes, Spice Girls, Tchaikovsky, Chopin (decidí ser compositor cuando empecé a tocar los Nocturnos de Chopin) Archigram, Superstudio, Venidadevenida, REDARD, Chris Ware, Bikini Kill, las películas de adolescentes, Xavier Dolan, Rina Sawayama.

-El pasado 25 de enero se celebró en Santa Cruz de Tenerife la segunda edición de Inspíreme y en él pudimos disfrutar de una charla contigo y de tu flamante directo. ¿Podrías contarnos cómo fue la experiencia? ¿Recomendarías este tipo de encuentros para ser llevados a cabo en otras comunidades de la geografía española?

-Claro que sí, ha sido enriquecedor formar parte de Inspíreme, conocer a Celia, a Diana (a ella le conozco de antes pero nunca tuve la oportunidad de escucharle), Filip, Nina… La hermandad entre todxs, la sororidad que creamos con el equipo, no lo cambiaría por nada.

-¿Si fueras ministro de cultura qué harías con un país como España? ¿Y si fueras de educación?

-Mejorar la educación de las artes en las escuelas. Yo iba a una escuela en la que el profesor de música era geógrafo, con eso te digo todo. No se toma en serio las asignaturas artísticas.

 

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*