El pintor que vacía su mente para emocionar con sus retratos

Si hace poco viajábamos a Nueva Zelanda cautivados por una ilustradora que se ha dado a conocer por ocultar rostros con pintura rosa, esta vez nos hemos ido hasta Sudáfrica (también llamada La Nación del Arco Iris por su diversidad de culturas, idiomas y creencias religiosas) para conocer a un artista que, como Henrietta Harris, distorsiona sus personales retratos, pero de una forma más visceral, consiguiendo transmitir al espectador la misma e intensa emoción con la que fueron creados. Estamos hablando de Schalk van der Merwe.

Schalk van der Merwe

Schalk van der Merwe

Nacido y criado en Ciudad del Cabo en 1968, estudió diseño gráfico en la Universidad Tecnológica  (CPUT) para adentrarse después en el mundo de la publicidad. Quince años dedicándose a ella como director creativo, con varios premios internacionales a sus espaldas, fueron suficientes para saber que lo suyo era la pintura y su peculiar manera de entenderla.

El trabajo de Schalk, según explica en su página web, “explora el concepto de sacar la mente del proceso creativo para permitir una expresión más honesta. Su arte captura una amplia gama de emociones y, a menudo, provoca una fuerte reacción del espectador”.

“Mi trabajo no depende de un proceso cognitivo. Creo que pensar en exceso puede destruir la originalidad. Mis retratos no son sobre realismo, perfección, género o raza. Intentan capturar esas cualidades y emociones a menudo ocultas a la vista “, cuenta Van der Merwe.

ROSSOUW_MODERN_SCHALK_VAN_DER_MERWE-THE-FRAGILITY-OF-SELF-125X100CM

The fragility of self – Schalk van der Merwe

Sus impresionantes retratos de personajes anónimos, impactantes, misteriosos y llenos de una belleza melancólica que traspasa el lienzo para cautivarnos, son creados apasionadamente a través de pinceladas toscas y expresivas de pintura, trementina y carbón; explorando los sentimientos de los protagonistas y no tanto el aspecto del personaje retratado.

“Todos podemos vernos a nosotros mismos, o al menos, a partes de nosotros mismos en los retratos, y esto, junto con la expresión intrépida en mi trabajo, a menudo desencadena emociones que muchas personas no quieren reconocer, enfrentar o, a veces, incluso, saber que existen dentro de ellas. Es mi responsabilidad como artista explorar esta parte de la psique que rara vez se reconoce. Algunas veces estas emociones pueden ser suaves y bellas, mientras que otras pueden llegar a ser brutales, crudas y llenas de completa desesperación”, comenta Schalk en su web.

schalk-van-der-merwe

 

Sus obras, en constante evolución, han conquistados a gran número de coleccionistas privados de todo el mundo gracias al trabajo realizado por las galerías con las que trabaja y al papel fundamental que juegan hoy en día las redes sociales. Su trabajo ha llegado hasta lugares tan dispares como Washington DC, Chicago, Nueva York, Miami, Kenia, Stuttgart, Bélgica, Australia y, por supuesto, Sudáfrica.

Series como “Visceral”, en la que profundiza sobre la respuesta emocional que surge de lo más profundo de las personas que retrata, “Dearly Beloved”, con la que rinde homenaje a su padre y a algunos de sus parientes fallecidos, donde cada trazo es un recuerdo y un recordatorio de nuestra propia mortalidad, “The slow disintegration of sanity”, inspirado en el acelerado mundo en el que vivimos hoy en día, impermanente y caótico, o “This human condition”, un trabajo autorreflexivo influenciado por el estado emocional de ese momento y donde celebra el espíritu humano, han conseguido despertar en los demás la reacción que él tanto busca con su trabajo.

larger

Según comenta el propio artista, su proceso es simple. Se desconecta del mundo y no piensa en lograr nada, sino que busca un espacio tranquilo en su mente donde sumergirse en él. “Una vez que he logrado esto, ya no tengo el control del resultado. De esta manera, a veces el trabajo llega rápidamente, y en otras ocasiones, es una verdadera lucha. Pero este método me ofrece un tipo de recompensa muy diferente”, explica el artista.

Sin control ninguno, ni del proceso ni del resultado, Schalk van der Merwe tiene claro que su objetivo primordial es conectar con las personas a nivel emocional, y para él esto es un gran logro y una recompensa a tanta dedicación. Él cree que la creatividad “nunca debe ser rehén de las expectativas. Las ideas están ahí, siempre han sido y siempre serán. Todo lo que tengo que hacer es rendirme”.

cb47dfde8a1f996453716c4bc5a06216

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*