Iker Muro: “Yo voy a lo salvaje, me gusta mucho improvisar”

Iker Muro es color, geometría, es abstracción, monumentalidad y simbolismo. Este ilustrador, diseñador, grafitero y muralista bilbaíno, inunda de su arte la isla tinerfeña como punto de partida y se expande cual supernova por todo tipo de rincones terráqueos.

Imagen de Facebook Iker Muro

-¿Cómo un artista de Bilbao como tú acaba en una isla como esta?

-Llevo en Tenerife más de la mitad de mi vida así que me considero igual de “chicha” que cualquiera que haya nacido aquí. Mis padres se mudaron por cuestiones de trabajo y aquí he desarrollado mi carrera.

-Háblanos un poco de tus orígenes. ¿Cómo se gesta ese pequeño Murone en las artes y el diseño? ¿Cómo llegan los aerosoles a tus manos?

-Empecé “guarrenado” las paredes de mi barrio allá por el 99. Siempre se me había dado el dibujo así que cada vez que pillaba un spray lo exprimía haciendo caras y dibujos, pero la verdadera fiebre llegó un par de años después tras un viaje a Berlín cuando descubrí todo el boom del Street art. A mi regreso empecé a bombardear con plantillas y muñecos la ciudad con mis colegas freaks del diseño y la fotografía. Salíamos a la calle bajo el pseudónimo de “We are” a pegar pósters, plantillas, etc. Yo sólo quería que mi ciudad molara tanto como Berlín así que me puse las pilas.

mur0nefuerteventura-1600x879

Mural en Fuerteventura, Mur0ne

-En tu trabajo encontramos de todo, desde figuración a la más pura abstracción geométrica, todo ello marcado por un claro leitmotiv: el color. ¿Cómo definirías tu obra?

-Esta es la pregunta del millón. Suelo decir que es una combinación de diseño gráfico e ilustración. Como diseñador soy una auténtica esponja de estilos, llevo más de 10 años intentando encontrar mi camino y creo que a día de hoy sigo buscando, desde fuera cada vez se ve más clara mi mano pero yo sigo cambiando, sigo dudando y peleándome conmigo mismo. Es agotador.

Football stadium underpass, Tenerife 2018 (2)

Football stadium underpass, Tenerife 2018

-¿Por qué tanto uso de la geometría en tus obras?

-No tengo ni idea. Mi forma de trabajar es muy intuitiva y creo que, al generar cuadrículas visuales inintencionadas, consigo alcanzar una especie de paz. Crear paisajes en planos diferentes, añadir dinamismo, dividir espacios e introducir universos me chifla. Pero sobre todo disfrutar del proceso, esa es la clave. 

También es cierto que soy muy tendencioso y que me llevo mucho por modas y lo que se lleva en el momento. Espero conseguir desmarcarme de esto algún día pero de momento es lo que hay.

Football stadium underpass, Tenerife 2018

Football stadium underpass, Tenerife 2018

-¿Cuáles dirías que son tus influencias? ¿De donde parte ese imaginario creativo?

-La lista puede ser interminable, clásicos cómo M.C. Escher, Dalí,  Roy Lichtenstein, Kandinski… Útimamente estoy metiendo muchas gráficas con reminiscencias a Barrio Sésamo, la canción de los números. Me absorbe la bola que va haciendo recorridos en plan pinball. Diseñadores como Alex Trochut, HerbLubalin y por supuesto toda la troupe de artistas muralistas contemporáneos con Okuda y Felipe Pantone a la cabeza. 

romania

Mural en Rumanía, Mur0ne

-¿Cuál ha sido el mural más loco que has llevado acabo?

-Uno de los murales que recuerdo especialmente fue uno que pinté con Txemy en NY. Estábamos en Brooklyn pintando, nos cayó una nevada pero avanzamos bastante. El día siguiente la pintura se había corrido toda de lo fuerte que cayó. Tuve que empezar de cero, recuerdo que estuve pintando hasta que nos fuimos corriendo al aeropuerto.

-Has hecho murales por múltiples lugares del mundo ¿Cuál ha sido el sitio más extravagante o exótico donde has podido plasmar tu arte?

-Acabo de llegar de Indonesia de pintar en una ciudad de Java, ha sido toda una experiencia. También he pintado varias veces en Senegal, una vez pinté en Cincinnati a -4º, creía que se me caían los dedos, pero la aventura de Japón el año pasado se lleva la palma. Me llevaron a una especie de selva fuera de Tokio (el graffiti allí está muy perseguido y vas a la cárcel de la misma) así que me sacaron a un par de horas de la ciudad, a un lugar aparentemente tranquilo en medio de la montaña. El caso es que nos ponemos a pintar y aparece un helicóptero y se pone a dar vueltas encima de nosotros. Tuvimos que salir pitando.

 

¿Quieres saber más de Iker Muro? Sigue leyendo la entrevista haciendo click aqui.

 

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*