René Mäkelä: El artista al que Madonna encargó dos grandes murales a través de Instagram

No es fácil dar un salto tan grande como el que dio hace un par de años el artista mallorquín René Álvarez Mäkelä gracias a las redes sociales y al apoyo de grandes estrellas internacionales que se enamoraron perdidamente de sus obras. Pero a veces ocurre, y esto fue lo que le pasó a este joven pintor español que, de repente, vio como sus retratos de grandes dimensiones se viralizaban de tal manera que llegaban a lugares a los que nunca imaginó que llegaran.

Todo comenzó cuando la modelo Cara Delevigne publicó un retrato hiperrealista que René había hecho de ella y lo compartió con sus 40 millones de seguidores, alcanzando la cifra de 450.000 likes en apenas unas horas y aumentando en 6.000 los followers del propio artista. Según Mäkelä, ahí se desató la locura y empezaron a lloverle mensajes de grandes celebrities estadounidenses que querían alguno de sus   coloridos cuadros para sus grandes mansiones.

de su instagram

René Mäkelä junto al retrato de Cara Delevigne.

Tanto es así que la mismísima reina del pop, Madonna, quiso que fuera él y no otro el que realizara dos grandes murales con sus imágenes más icónicas. Estos fueron ejecutados en la zona de reposo de la nueva área de cirugía pediátrica de su fundación en Malawi, inaugurada el año pasado por ella misma y el presidente del país, Peter Mutharika.

@su pagina web

El mural en el Centro Pediátrico Mercy James.

Inspirándose en la famosa frase de Picasso “Every child is an artist”, y utilizando imágenes de un supuesto Basquiat de niño y de un Martin Luther King también en edad infantil, René seleccionó a dos niñas de un orfanato de Malawi para representar a estos dos personajes que tuvo que pintar en tiempo récord si quería llegar a tiempo a la inauguración. Para ello se enfrentó  a un frenético ritmo de trabajo, 13 horas diarias, supervisadas en todo momento por la famosa cantante americana a través de videoconferencias. Ella misma comentó en su cuenta de Instagram que estaba “muy emocionada de tener al artista René Mäkelä pintando uno de sus maravillosos murales en las paredes del Centro Pediátrico Mercy James”. 

56

55

Sus makelismos, como así los llama el autor , no solo han enamorado a Madonna y a Cara, también a estrellas internacionales del deporte, como el jugador de la NBA en Los Ángeles Clippers Austin Rivers, o el dos veces campeón del mundo de MotoGP, Jorge Lorenzo, que posee tres piezas del artista. Podríamos decir que su estilo bebe del pop art, con referencias urbanas, elementos de la cultura popular, iconos del cine, de la televisión, del cómic, de la moda o de la música moderna. Esto confiesa un artista al que le encanta Picasso, Warhol, Keith Haring, Chuck Close, Basquiat, Banksy o Damien Hirst.

10

Andy Warhol llevado al ‘makelismo’, por René Mäkelä.

Desde su taller en el barrio de Santa Catalina, en Palma de Mallorca, su característica obra pintada con colores flúor se nutre de todos estos elementos, creando un gran impacto que ha traspasado fronteras y es altamente codiciado. Su trabajo ha sido expuesto en galerías de Los Ángeles (California), Palma de Mallorca, Ibiza, Madrid, Barcelona y ahora Nueva York, donde recientemente ha sido elegido por la Fundación Scholas Occurrentes, creada por el Papa Francisco en 2013, para participar en un acto solidario donde veinte artistas de todo el mundo han donado sus trabajos para financiar las “escuelas para el encuentro”, promovidas por esta fundación. Y para esta importante ocasión, René ha elegido la que considera que es la mejor obra de su carrera, un óleo sobre lienzo de 300 x 200 cm titulado “Renaissance”, la  imagen con forma de ángel del fallecido cantante de rap norteamericano Tupac Amaru Shakur, más conocido como 2Pac.

de su instagram

El artista mallorquín en plena realización de “Renaissance”.

Lo que está claro, conociendo esta increíble historia, es que hoy en día las redes sociales, y en especial Instagram, son el mejor vehículo para viajar por el mundo sin necesidad de movernos de casa, haciendo llegar nuestro trabajo a lugares donde, hace no mucho tiempo, era imposible imaginar que llegaría. Quién iba a decirle a este joven pintor mallorquín, que se dedicaba a escribir guiones para la televisión, que Madonna, además del encargo para el hospital de Malawi, iba a querer una de sus obras para su nueva residencia en Lisboa. Este es el ejemplo de sueños que las redes sociales, cuando se saben usar con cabeza, logran hacer realidad.

 

 

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*