Queendr, el musical de la transformación

Con la invitación de Dita Dubois asistimos al preestreno de Queendr, the sickening show en el teatro Timanfaya del Puerto de la Cruz, Tenerife. Abierto el telón, nos sumergimos en un mundo de fantasía con cinco gladiadoras del artificio derrochando glamour, y cuatro apuestos bailarines dispuestos a calentar esa noche de lluvia. De todos es bien sabido que el arte del transformismo en Canarias está pasando por un momento de gran inspiración. De hecho, se suceden eventos similares continuamente como La Gala Drag Queen del Carnaval, Tu Peluca Me Suena, Global Universe y otros más peculiares como No quiero ser como Santiguada. Impulsada por este auge, esta nueva propuesta hace un recorrido por los musicales más conocidos como El Fantasma de la Opera, Los Miserables, Hairspray, Anastasia, Kinky Boots, The Greatest Showman, Burlesque, Hedwig and the Angry Inch y Cabaret entre otros. En esta reinvención tan camp, las cinco protagonistas imponen su sello de exacerbada feminidad y autenticidad, y también su mejor maquillaje y vestimenta.

Queendr, el musical de la transformación

Dita Dubois, entregada. Foto: Seigar.

Este show nace con la clara intencionalidad de elevar el arte del transformismo. Las complejas coreografías y la diversidad de los números lo convierten en un nuevo referente en el mundo drag. La extraña combinación de las cinco protagonistas funciona, y además aporta cierta frescura y sorpresa. La reacción del público así lo dejó saber con los constantes aplausos y gritos de ánimo. Deseosos de humor no desperdiciamos ninguna oportunidad de reírnos con los pequeños guiños graciosos que las artistas dedicaban entre los números al despedirse del escenario. El espectáculo tiene sus picos de gracia en los números más humorísticos y desenfadados, pero también en las profesionales coreografías propias de un cabaret. 

Queendr, el musical de la transformación

Iristerika de los Nervios en plena coreo con ‘look pink’. Foto: Seigar

Las Hermanas Amparo, el trío formado por Dita Dubois, Iristerika de los Nervios y Fífi la Flamme hace de las suyas mostrando mucha complicidad entre ellas. Dita es la cara más conocida del show, así que arrancó los aplausos más calurosos de admiración y muchos gritos de cariño en todas sus apariciones; cabe destacar su ternura y belleza en el número de Hairspray. Iristerika fue la infalible anfitriona de la noche mostrando su versatilidad, y dejando claro que con el micrófono en mano es probablemente la transformista más graciosa de Canarias en este momento. Fífi la Flamme demostró sus dotes de actor y sus tablas dejando claro quién es el coreógrafo de la casa. Michel Moralis por su parte brilló con los números más personales y emotivos de la noche, su gran experiencia se ve reflejada en su elegante uso del espacio, de su propio cuerpo y de la imagen. Mientras la lolita Alexia Shame bordó sus actuaciones con absoluta belleza y convirtiéndose en la pageant queen de la noche.

Queendr, el musical de la transformación

Alexia Shame La Lolita. Foto: Seigar.

Después del preestreno, con el cansancio aún en el cuerpo, pero con el enorme alivio y la emoción de haberlo conseguido, pudimos hablar con una de sus protagonistas. Fífi la Flamme, la transformista, o lo que es lo mismo, Gabriel Pérez, como coreógrafo, nos abrió su corazón de la siguiente forma: “Queendr ha sido la oportunidad de volcar todo lo aprendido en mi carrera como actor en la magia que envuelve un teatro. Cuando empecé en este mundo estaba en mi segundo año de carrera, y ahora una vez terminada, ver qué puedo compaginar el drag con la interpretación es lo más bonito que me ha podido pasar este último año”. En sus palabras sobre el show se atisban muchas ganas de crecer y su sentido de la profesionalidad: “Desde el primer momento que se hizo el reparto de temas, comencé a estudiar profundamente cada uno de los personajes para poder dar lo mejor de mí, ya que mi repertorio es interpretación pura. Una vez hecho el estreno queda mucho por perfeccionar para alcanzar una calidad óptima y mostrar un producto que no se ve en las Islas Canarias. Recuerdo que un profesor mío me decía ‘el cabaret nace en época de crisis’ y ahora más que nunca, sobre todo con la crisis política que vive nuestro país, debemos mostrar el arte sin ninguna censura. Enseñarle al mundo que bajo varias capas de maquillaje, y vestuarios llenos de strass existe un intérprete capaz de desnudarse, no literalmente, para mostrar el alma y el talento que emerge dentro de uno mismo”. Hace unos días coincidíamos en otro evento con este artista, se trataba de una proyección de cortometrajes en el Instituto de Estudios Hispánicos del Puerto de la Cruz. Gabriel asistía al coloquio como actor y protagonista del corto Las Vergüenzas dirigido por Hugo Cebrián, famoso por sus trabajos audiovisuales con transformistas entre otros. Aquella noche también demostró un gran entusiasmo por su profesión, y algo nos dice que si sigue con esta pasión volveremos pronto a hablar de Fífi La Flamme o de Gabriel Pérez.

Queendr, el musical de la transformación

Fífi La Flame y dote flamenca. Foto: Seigar.

La pequeñita de la casa y probablemente la más hermosa Alexia Shame nos relataba su experiencia en el musical de esta manera: “Participar en Queendr es todo un lujo, pues ya no solo me permite trabajar, un logro casi que histórico en una isla donde el drag queen en muchas ocasiones se encuentra ninguneado o despreciado, sino que además puedo explotar todo mi potencial como artista. Para mi Queendr ha sido la oportunidad de trabajar y aprender de las grandes artistas del drag de Tenerife al ser la más benjamina del grupo. Juntas pretendemos dar un mensaje de visibilidad de nuestro colectivo, tolerancia y respeto, un mensaje positivo en la vida y en el que intentamos homenajear a las mujeres, todas y cada una de ellas, y esto lo hacemos subiéndonos sobre las tablas del teatro haciendo lo que más nos gusta”. Alexia muestra mucho orgullo por el show y no desaprovecha la oportunidad para venderlo: “Queendr es un espectáculo diferente a todo aquello que se ha ofrecido en la isla hasta el momento, y sin duda alguna les recomiendo a todos que nos vengan a visitar, para vivir nuevas experiencias, pasar un rato diferente, y evadirse por un momento del mundo que nos rodea sumergiéndose en nuestra particular visión e interpretación de los musicales que nos han acompañado toda la vida”.

Queendr, el musical de la transformación

Alexia Shame, la benjamina de Queendr. Foto: Seigar.

Queendr ocupa a partir de ahora un nuevo espacio en la agenda cultural de Tenerife, es una propuesta con unos protagonistas entusiastas, y un interesante subtexto de hedonismo y libertad, probablemente nacido como una respuesta más o menos consciente a la situación política y social. Y ha llegado en un momento esperanzador y de mayor visibilidad del arte del transformismo que amplía su ámbito de actuación de los pubs a las grandes salas. Queremos más, queremos más.

Queendr, el musical de la transformación

Queendr. Foto: Seigar.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*