Las dos caras de Jo Kalinowski: entre el minimalismo y lo social

Imagina por un momento que pudieses ver el mundo desde una doble personalidad, y que descubrieras así dos perspectivas diferentes de la realidad, podrías ser Abbott y Costello, Richard Burton y Elizabeth Taylor, Matt Damon y Ben Aflleck o Anne Hathaway y Rebel Wilson. Con una visión dual construirías tu propia historia de una forma más completa. Sin llegar a este cuadro disociativo, debes reconocer que la propuesta resulta atractiva. Y eso es lo que Jo Kalinowski es capaz de ver. Nuestra protagonista conoce y domina con precisión dos prismas: el costumbrismo social y la composición minimalista. Jo se mueve con facilidad entre las personas, pero también crea delicias a partir de estructuras y formas geométricas. Muchos fotógrafos sueñan con conseguir solo una de esas dos visiones que ella posee. Dentro de los movimientos de la fotografía actual, ambos campos están en auge: encontramos numerosos proyectos de carácter social entre los destacados de plataformas como Lens Culture o en las páginas de Loupe Magazine; y en Instagram existen miles de cuentas dedicadas a la fotografía minimalista con un festín de líneas, sombras y colores pasteles. A Jo se la disputan en ambos terrenos.

Fotografía de la serie Urban Dreamer. Jo Kanilowski.

Fotografía de la serie Urban Dreamer. Jo Kanilowski.

Aunque la fotografía es un medio relativamente reciente en su vida artística, lo cierto es que ha sabido sacar provecho a la conexión entre sus raíces británicas urbanas y su vida actual en la Australia rural. Inspirándose en el día a día, y en la vida a su alrededor para crear imágenes que conectan su pasado con el presente, de forma subconsciente, ha construido un vínculo entre estos dos fragmentos temporales. Sus producciones han formado parte de exposiciones en diversas galerías de Australia, y también ha sido invitada a formar parte de importantes colectivos como Unexposed Collective. Mientras, en las redes ha llamado notablemente la atención ocupando espacio en muchísimas publicaciones como Shoot-Off Year II Mag, CreativPaper, Aestheticamag o Feature Shoot. Jo ha recibido a su vez dos importantes reconocimientos: Fotógrafa Emergente 2019 de Australia en la categoría minimalista, y finalista en los premios Picturing Footscray Photography. Pero, más allá de estos reconocimientos y logros, lo realmente interesante será conocer su devenir.

Fotografía de la serie Urban Dreamer. Jo Kanilowski.

Fotografía de la serie Urban Dreamer. Jo Kanilowski.

Sobre la dicotomía de su obra en dos áreas de distintos significados pero, en cierta forma, complementarias. La protagonista nos comenta: “La división evolucionó de un proceso de exploración de los diferentes géneros como fotógrafa autodidacta. Al principio me pareció simple capturar la belleza en lo mundano y luego llegó esta pasión y el desafío de capturar momentos cándidos y contar historias a través de escenas. Por ahora, siento que mi fotografía está dividida en dos, pero a medida que aprendo más y avanzo, espero ver estos dos géneros unidos en uno. Me llaman la atención ambos géneros con la misma fuerza. Mientras mi trabajo minimalista me calma, mis proyectos documentales me retan de una forma diferente”.  En relación a esta división, incluso cuando pregunté a Jo sobre los artistas a los que admira, su respuesta nos reveló que ha pasado del interés por las formas a lo social: “Al principio Rothko, Matisse, Modigliani… Me inspiraron bastante. Recientemente, mientras mi pasión por la fotografía crecía, mi admiración se volcó a fotógrafos como Martin Parr, Jeffrey Smart, Vivian Mair, Trent Parke y Bill Henson entre otros”. Por todo esto, suena de fábula su ambición por aunar ambos estilos, y el mero hecho de ser consciente y aspirar a hacerlo también dice mucho de ella como creadora.

Las redes sociales pueden consumirte, y hacer que te pierdas entre tantas imágenes”

Al mismo tiempo, la repercusión de sus trabajos en las redes sociales crece con cada uno de sus posts. Sobre este seguimiento tan positivo que está recibiendo nos cuenta: “Es un honor conseguir esta atención. Me ha motivado enormemente. Es importante creer en uno mismo y conseguir cualquier reconocimiento es definitivamente un extra”. Sin embargo, como otros creadores que difunden sus producciones también percibe la otra cara de la moneda: “La exposición impone algo de presión en mí, pero de una forma positiva. Uso Instagram y Facebook como plataformas de mi trabajo. Parecen ser una herramienta esencial estos días para conseguir una audiencia mayor. Son una plataforma para mostrar mi trabajo, ideas y conseguir un feedback valioso. Me he estado inspirando en otros artistas y he conectado con una comunidad maravillosa. Aunque a veces puede consumirte, y hacerte perder a ti misma en tantas imágenes, y dejarte arrastrar por la corriente, perderte en los viajes de otras personas y olvidarte del tuyo propio. Es entonces cuando me tomo un descanso de las redes para recargar”. De hecho, sigo fielmente cada una de las imágenes que sube en su cuenta de Instagram, que a su vez son reposteadas de forma muy elocuente por muchas cuentas de fotografía, y Jo nunca me defrauda, sabe encontrar ese motivo atractivo y presentarlo de una forma acaramelada, con dulzura, ya sea en su trabajo social como en sus ambrosías celestes de líneas y formas.

Fotografía de la serie Macedon Ranges (morning fog). Jo Kanilowski.

Fotografía de la serie Macedon Ranges (morning fog). Jo Kanilowski.

¿Continuamos? Claro que sí. En sus series Tone Compilation y especialmente en Urban Dreamer le basta con un poco de arquitectura, unas sombras, unas nubes y un poco de color para embelesarnos con ternura. Refleja así la cultura de la superficialidad, la búsqueda de la belleza y al mismo tiempo consigue elevarla con sencillez. Sus tonos parecen rescatados de una antigua película analógica de kodachrome, y su selección restrictiva de colores cabalga al mismo ritmo que su sentido de la composición. En el conjunto Simplicity, colour and forms lo lleva al extremo, dejando las formas desnudas y en su mínima expresión, mientras en Macedon Ranges (Morning Fog) entre la simplicidad compositiva, se puede encontrar su interés por la fotografía documental, y detrás de la niebla, podemos adivinar historias que intrigan.

Las dos caras de Jo Kalinowski: entre el minimalismo y lo social

Fotografía de la serie Summer Daze. Jo Kanilowski.

Su serie Summer Daze presenta un fascinante, misterioso y curioso terreno de nadie pero en el que todos deseamos estar y sentir. Sus personajes aparecen atrapados en una burbuja atemporal de ocio. Estos momentos íntimos, desde mi punto de vista, son arte en esencia. Sobre este proyecto, Jo nos confiesa: “Empezó mientras estaba de vacaciones en Queensland durante unos días libres con la familia. Se convirtió en un diario familiar de las fotografías vacacionales capturando momentos de la luz del verano, el calor y la libertad, mostrando una diversidad de estados emocionales, experiencias fugaces y el nexo familiar. Detrás de la lente, me desconecté de mi rol de madre en mi familia. Me convertí en una observadora, siendo testigo de dos hermanas explorando y empoderándose de la libertad que solo la juventud puede ofrecer, también observando a un padre que por otro lado parece estar atrapado en su mundo corporativo, permitiéndose soltarse, o casi”. Summer Daze es un ensueño en el que atrapa a sus seres cercanos viviendo en un eterno verano. El contexto es difícil de atisbar con certeza, pero es probable que sea eso mismo lo que refuerza el poder hipnótico que invita a los que vemos la serie a anhelar esa experiencia. Jo sigue abriendo su corazón: “La serie es un enfoque creativo que intenta conseguir algo más profundo que nuestra noción de fotografías familiares. Lo considero fotografía de calle con una vuelta de tuerca personal”.

Las dos caras de Jo Kalinowski: entre el minimalismo y lo social

Finalmente, su serie Other People’s Treasures prueba que es posible caminar entre el testimonio social y el preciosismo minimalista, sin que ninguno sobre. La serie explora la relación de las personas con sus objetos más preciados. Sobre la misma, nos apunta: “He estado trabajando en este proyecto desde hace un par de años. Mientras crezco como fotógrafa mi cuerpo de trabajo también lo hace. El proyecto está conectado a mi trabajo en una residencia de personas mayores donde introduzco programas musicales como una manera de mejorar la vida de los residentes. A través de historias escritas, detalles y bodegones, el libro comparte aspectos de las vidas de los residentes a través de imágenes de sus tesoros personales. El objetivo del libro es compartir la belleza y la riqueza de los mundos que pasan desapercibidos”. Puede que esa tarea futura de conjugar ambos senderos en uno ya esté aquí ante nuestros ojos. Supone su primer y acertado intento de unir sus dos maneras de encarar la realidad. Y es que esta serie, con un tono cercano, personal y humano, aparece perfectamente complementada, se nota ese tiempo compartido del que nos habla Jo, y la complicidad que transmite expande su visión creativa. En este conjunto de imágenes Jo transforma géneros antagónicos en homogéneos. Nos invita a contemplar la conciliación de sus instantáneas en un estilo único.

Las dos caras de Jo Kalinowski: entre el minimalismo y lo social

Fotografía de la serie Other People Treasure’s. Jo Kanilowski.

https://www.instagram.com/jokalinow/ (Minimalismo)

https://www.instagram.com/jokalinowski_/ (Social)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*