Entre Bambalinas, nada es lo que parece

El pasado 13 de marzo tuve la suerte de cubrir este genuino espectáculo para The Cultural en la Sala Aicá Maragá, Puerto de la Cruz, Tenerife. Entre Bambalinas es una entrega al hedonismo con la música, el baile y las sorpresas como protagonistas, y con un heterogéneo elenco de artistas que encaja curiosamente de forma muy natural como su mayor basa. Difícil tarea contarles la experiencia sin revelar esos golpes de efecto que mantienen el ritmo del show. Las caras archiconocidas se suceden en el escenario: la cantante Isabel González con su poderosa voz, el teatral y con un punto exhibicionista Drag Nilo, el irreverente humor canario de Iristérika de los Nervios, las dotes para los ritmos latinos de Alaya Oliva, el garbo de Anastasia Letal, y el talento y belleza de Martína Rey.

Entre Bambalinas, nada es lo que parece

Entre Bambalinas. Foto: Seigar.

Las cortas y graciosas proyecciones de Entre Bambalinas crean un hilo conductor que entreteje sus narrativas. En el primer video, podemos ver a Martina Rey y al Drag Nilo en un atasco, a pocos minutos del comienzo del show, mientras en el backstage se empiezan a repartir sus papeles para cubrir esas ausencias. Más tarde podemos verles llegar en otro clip. Una vez completo el cartel de artistas, el show puede comenzar. En la sala se respira un ambiente de gran expectación, aunque hemos perdido un poco el hábito del entretenimiento, hay ganas de risas y fiesta. Las primeras reacciones de la gente muestran abiertamente la predisposición a las risas y al buen rollo. El primer número es arrollador y emocionante, me recordó al clímax del himno del Global Universe, todo el elenco nos da la bienvenida con una coreografía a la altura de la voz de la cantante Isabel González. 

Entre Bambalinas, nada es lo que parece

Anastasia Letal. Foto: Seigar.

Iristerika de los Nervios es la anfitriona dicharachera que nos hace sentir cómodos y como en casa con sus alocados chistes e hilarantes cuentos. Nos arranca continuamente carcajadas con su particular humor en el que de alguna manera nos vemos reflejados. Ella es la encargada de explicar el concepto de Entre Bambalinas: “lo que pasa detrás de las cortinas”. Isabel González entra en escena con Otro Amor Vendrá demostrando que posee una de las voces más asombrantes de nuestro panorama musical, fuerza y drama, y bella de los pies a la cabeza, con los modelos del gran diseñador Rikardo Díaz. Ambos se deshacen en halagos en sus redes ante una fusión entre musa y creador que resulta deliciosa a nivel visual. Comparten también experiencia como directores de eventos. El turno de Anastasia Letal se antojaba a plato principal de la velada, en la encrucijada derrochando clase, energía, experiencia y poderío, dio lecciones de espectáculo dejando bocas abiertas entre un público entregado que la conoce y la quiere, seguidores que llevan años detrás de sus pasos como profesional, personaje y como persona. En todos estos ámbitos, Anastasia Letal nos ha aportado muchísimo, y me incluyo entre esa audiencia fascinada por su embrujo. La bella Alaya Oliva volcaba su talento en las tablas del escenario con su impecable baile latino, y como se suele decir “la niña de la casa”. 

Entre Bambalinas, nada es lo que parece

Iristerika de los Nervios. Foto: Seigar.

Iristérika parecía darnos esas pausas para el humor y relajar la intensidad emocional del show. Su número con un joven del público se convirtió en motivo de risas y alegría. Su atuendo colorido y desenfadado jugó acorde con la historia. Iristérika es lo que se conoce como “full package” en el mundo del drag. Antes de la primera pausa, Entre Bambalinas nos muestra la constante en su discurso que lo hace especial, el factor sorpresa se encadena el mensaje de que nada es lo que parece, y que todo es posible, brindando un mensaje humano en favor de cumplir nuestros sueños. 

Anastasia Letal e Isabel comparten historias de su experiencia profesional con un cierto aire de nostalgia y cariño. El pasado las ha llevado a ese punto que hoy como público podemos disfrutar tanto. En un número de cabaret el elenco se presenta de forma individual contando unas historias de amor frustradas con acento canario, una hermosa Alaya Oliva destaca hermosa detrás de las rejas. Martina Rey llena el escenario con un número perfecto lleno de efectistas cambios de vestuario a un ritmo vertiginoso. El terror llega de la mano del Drag Nilo dispuesto a traer la gala drag de Las Palmas a la sala Aicá Maragá, imponente, terrorífico, con un agraciado físico animal. Anastasia Letal conocida también por su activismo trans compartió una puesta en escena de un directo de la cantante Malú: Como una flor. Sus fans, es decir todo el público de la sala nos rendimos a su sentida interpretación haciendo suya cada palabra de la canción. Anastasia querida tu lenguaje artístico nos traspasa y nos toca, gracias artista. El trío de niñas de la casa Iristérika, Martina y Alaya esta vez de rubio Madonna continúan la aventura de Entre Bambalinas. Drag Nilo pisa nuevamente el escenario como un volcán, haciéndonos sentir privilegiados de poder ver en directo un show de este nivel, destacan tanto la elección de la música como su vestuario, no tiene desperdicio, un festín. Isabel González con el vestido más espectacular de toda la gala nos regala nuevamente su voz, justo antes de otra píldora de sorpresa que nos recuerda la belleza de nuestro carnaval y los sentimientos que es capaz de despertar. Viva la purpurina, el brillo, las plumas y las lentejuelas. ¡Viva!

Entre Bambalinas, nada es lo que parece

Martina Rey. Foto: Seigar.

Entre Bambalinas, nada es lo que parece

Drag Nilo. Foto: Seigar.

A la salida de Entre Bambalinas, pude conseguir algunas impresiones que quiero compartir con ustedes. Rikardo Díaz, diseñador del vestuario de Isabel González dedicaba sus palabras a la cantante Isabel González: “Quiero darte mi agradecimiento por el extraordinario trabajo que usted y sus colaboradores realizaron en la organización, montaje y logística del evento!, expresaba.

El excelente resultado obtenido en este evento ha significado una considerable mejora en el estado productivo de tus colaboradores haciéndonos saber que el objetivo inicial respecto a la motivación del personal ha sido todo un éxito. Gracias por confiar en mis manos (peluquería, maquillaje, estilismo y diseños). Una experiencia que no se olvidará tan fácil. Gracias también a todos los compañeros del equipo del primero al último”. Rikardo me dejaba claro que “fue un placer participar en este espectáculo”. Dos espectadoras muy satisfechas también compartieron conmigo su opinión, Iris describía de esta forma su sensación: “Diría que fue un show lleno de energía, con mucha fuerza y muy muy divertido. Es un toque de color y brillo entre el gris de la nueva normalidad. Me recordó lo divertida que puede ser la vida y me brindó un tiempo y espacio donde celebrarla”. Mientras María nos relataba: “Gran espectáculo el de este sábado. No sabía que esperar ya que hacía mucho tiempo que no veía ningún show drag y el evento no me defraudó en absoluto. El show drag se reinventa y va un paso más, con actuaciones musicales de gran nivel, sorpresas y mucha emoción. Ojalá este tipo de espectáculo en gran formato venga para quedarse”. 

Entre Bambalinas, nada es lo que parece

Entre Bambalinas, Carnaval. Foto: Seigar.

Entre Bambalinas nos recuerda que podemos cumplir todos nuestros sueños y también el valor del entretenimiento como motor del buen rollo. Queremos más, queremos más. 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*