¡Bienvenidos a la cosecha de los sexagésimo quintos Juegos del Arte!

La primavera, y en especial el mes de mayo, es una fecha importantísima para todo aquel que posea en su cuenta corriente con varios pares de ceros unidos a un número, no importa a cual, al igual que tampoco importa que sea amante del arte o no.

Esto es así debido, a que es en este mes, cuando las grandes casas de subastas, ya sea Christie’s o Sotheby’s, se miden los penes y luchan entre sí como titanes enfurecidos a ver quien vende más, haciéndole el correspondiente pulso anual al mercado y al arte en general.

Dos desnudos en el bosque Frida Kahlo 1939

Dos desnudos en el bosque, Frida Kahlo (1939).

El enclave elegido para esta competición a muerte no podía ser otra que la frenética ciudad de Nueva York, lugar donde el arte impresionista, moderno y contemporáneo se rindió a los bolsillos de los más poderosos coleccionistas del momento (que por norma general están siendo chinos). Tal y como se había predicho, los datos que nos dejó esta loca semana de subidas y bajadas, no son del todo positivos para el mercado, pues se si es verdad que consiguió llegar a los datos económicos que se habían estimado, unos 1.000 millones de dólares, pero si lo comparamos con el año pasado, se obtuvo menos de la mitad. Los claros protagonistas fueron: el neoyorquino Jean-Michel Basquiat, el italiano Maurizio Cattelan, el francés Auguste Rodin o la mexicana Frida Kahlo, cuyas piezas batieron récords de precios, superando así lo que se había pagado con anterioridad por dichos artistas y trabajos.

 

Atrás quedan los 170,4 millones de dólares (unos 158 millones de euros) por los que Chirstie’s consiguió vender el año pasado Nu Couché (Desnudo acostado) de Amedeo Modigliani al magnate chino Liu Yiqian. Como dije antes, el dinero asiático es el que está moviendo el mercado del arte. Según los datos de Deloitte, los compradores asiáticos supusieron ya el 30% de todas las ventas de Christie’s en el año 2015.

Paul_Signac_Maison_du_Port_Saint-Tropez_1892_

Paul Signac, Maison du Port Saint-Tropez (1892).

Sotheby’s inició su etapa de subastas con obras de Paul Signac, René Magritte, Marc Chagall o Claude Monet entre otros, que obtuvieron, en términos generales, precios dentro de lo esperado. La firma comenzó su jornada en La Gran Manzana con 144,5 millones de dólares con la venta de 62 obras de arte tanto de impresionistas y modernos.  

Entre tantas obras y maestros, destacó la pintura Maison du port, St. Tropez, de Paul Signac, que tras permanecer durante décadas en las colecciones privadas de diplomáticos franceses y estadounidenses, se vendió tras un ardiente tira y afloja, por 9,3 millones.

Como dato relevante, y coincidiendo con el inicio de la semana de subastas, el periódico EL País publicó que Sotheby’s dio a conocer que sus beneficios se desplomaron un 60 % en 2015 y que un inversor externo del que no se han dado detalles, está interesado en comprar al menos el 10 % de la compañía.

Antes del arranque de Sotheby’s del primer lunes, Christie’s llevó a cabo una previa en la que se vendió una escultura de un Adolf Hitler (Him) de rodillas rezando, del artista italiano, miembro del club de los irreverentes, Maurizio Cattelan por 17,2 millones. Cattelan tenía su máxima en el mercado en 6,9 millones de euros, que fue el precio que se pagó por la La Hora Nona (1999), en la que aparece el Papa Juan Pablo II, apoyado sobre su férula papal, derrotado tras ser golpeado por un meteorito. Junto con esta escultura de cera, que era uno de los platos fuertes de este año, encontramos One Ball total equilibrium tank, de Jeff Koons o Buste d’homme lauré de Picasso que rondaban los 12 millones de dólares.

Him de Maurizio Cattelan 2001

Him, Maurizio Cattelan (2001).

Tal y como nos cuenta David Kusin, un especialista en análisis económico del mercado del arte, pone en tela de juicio los teje manejes de los dos titanes de las subastas de arte, ya que según su opinión, mantienen el mismo modo de hacer las cosas que hace más de 200 años. “La gente que presta demasiada atención a Christoby’s se está perdiendo lo que está pasando en el mundo de los servicios financieros.” Y como dato curioso es interesante destacar que una de las más importantes ventas privadas en bloque jamás realizadas, la de El intercambio, de Willem de Kooning, y Número 17, de Jackson Pollock, en 2015, por 500 millones de dólares, se produjeron al margen de estas dos.

You may also like...

1 Response

  1. Say, you got a nice blog article.Much thanks again. Fantastic.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *