Live Fast, Die Young

“Porque el que vive más de una vida debe morir más de una muerte”

Oscar Wilde

Toda generación tiene sus ídolos, personas que admiran y colocan a modo de ideal del yo. En la escena musical es bien conocido el efecto que llegan a tener ciertas figuras sobre los fans, tanto económicamente al agotar las entradas de sus conciertos, como sus intentos de seguirlos copiando su estética, sus pensamientos o sus acciones. El año 2018 será recordado por la muerte de influyentes raperos estadounidenses.

Los 3 difuntos

Ilustración de Lil Peep, Mac Miller y XXXTentación en el cielo, por Joyfulpill (@cllpill).

El más polémico fue XXXTentacion, que murió asesinado a balazos en su coche el 18 de Junio con 20 años. En el último año tuvo un álbum número uno en Billboard, fue retirado de Spotify, acusado de agredir a su exnovia embarazada y de manipulación de testigos. Su estilo es una mezcla de trap, rap, grunge y emo. A diferencia de otras letras del rap, no fanfarronea o presume de tener mucho dinero, en su lugar hablan de tener un trastorno mental, el suicidio, la misoginia extrema o de sentimientos de soledad. Sus bases tienen una esencia underground y lo-fi. Este hecho, junto al eclecticismo de sus influencias y sus brutales letras, logra distinguirle del resto de la escena del rap y crear una atmósfera única. La historia de XXXTentacion es intensa.

 

Para empezar, sus raíces familiares se extienden desde Jamaica hasta la India, pasando por Egipto, Alemania e Italia. Su infancia fue muy dura, criado la mayor parte entre la casa de su abuela, amigos de la familia y la de su madre por problemas económicos: “Yo la perseguía, solía darle palizas a otros niños en la escuela solo para que ella me hablara o me gritara”. Con sólo 6 años apuñaló a un hombre que intentaba hacer daño a su madre. El rapero cuenta que siempre estuvo metido en problemas por conductas violentas, llegando a ser expulsado del colegio por darle una paliza a un compañero. Con tan sólo 17 años ya había sido acusado de posesión de pastillas, armas de fuego y robo a mano armada. Cuando salió de la prisión de menores comenzó a hacer música junto a un amigo que conoció durante el ingreso, que fue su productor.

XXXTentacion foto de instagram

XXXTentación. Foto vía Instagram.

Su salto a la fama vino por una de sus canciones de Soundcloud, Look at me, en 2016, año en el que dejó su trabajo de operador telefónico en una centralita. En el momento más crítico de su carrera, cuando estaba en el punto de mira por las terribles acusaciones, se tiñó el pelo de blanco, se realizó nuevo tatuajes en la cara y realizó grandes donaciones (instrumentos musicales, ropa y consolas) a orfanatos. Tras la muerte de X, el rapero Kanye West twiteó: “Nunca te dije cuanto me inspirabas mientras estabas aquí, gracias por existir”. El 27 de Junio miles de personas acudieron a su funeral en Florida.

Aunque no fue este año, Lil Peep fue otra estrella del trap muy mediática fallecida en noviembre de 2017. Esa noche sus amigos lo grabaron y transmitieron en directo a Instagram el momento, pensando que se había quedado dormido. Tenía sólo 21 años y sus letras estaban plagadas de referencias al suicidio y el abuso de drogas. Es considerado, junto a otros como XXXTentacion, responsable del revivir del emo en el hip-hop. La causa de su muerte: sobredosis y mezcla de sustancias. Al igual que X, su popularidad comenzó en sus pistas en Soundcloud, donde llevaba subiendo música desde 2015. Se mudó a Los Ángeles con 17 años para dedicarse a la música, que en ese momento tocaba la tuba y el saxofón. Logró reunir una amplia base de fans que lograban agotar las entradas de sus conciertos.

Lil Peep, foto de Instagram

Lil Peep. Foto via Instagram.

Por último Mac Miller, fallecido el 7 de septiembre con 26 por una sobredosis de fentanilo y cocaína. Hijo de una fotógrafa y un arquitecto, fue criado como judío en Pittsburgh, Pensilvania. Con 15 años había decidido dejar de lado los estudios y centrarse en labrarse una carrera como rapero. Tocaba la batería, la guitarra y el piano. En sus últimos meses había hablado de su depresión y la presión de la fama al estar sometido al constante escrutinio y a las expectativas del público. Dijo haber iniciado el consumo de ciertas sustancias para poder aguantar el ritmo de las giras. Tras su muerte, muchos fans atacaron a su ex pareja, Adriana Grande, acusándola injustamente de ser culpable por su muerte. Actualmente su último disco Swimming se encuentra nominado a un premio Grammy de forma póstuma. En este está recogida la canción Self-Care, donde vemos en el videoclip al artista encerrado en un ataúd y tratando de escapar de su entierro. Estos son algunos de los versos de la canción: “Tengo todo el tiempo del mundo y por eso ahora me relajo. Además, sé que es un sentimiento hermoso. El olvido, oh sí, el olvido”.

Mac Miller foto de Instagram

Mac Miller. Foto vía Instagram.

Su música puede no gustar, su estilo de vida y sus personalidades pueden chocar y desagradar a muchos, pero lo que es indiscutible es que la figura de estos raperos muestra un gran cambio en la sociedad contemporánea y la transformación social que estamos viviendo, reflejada en su estética, sus valores y sus excesos. En cierto modo sus vidas y sus muertes pueden reflejar cómo el cúmulo de dinero, fama y placeres no lograron hacerles felices, cruel ironía para el mundo capitalista e individualista que compartimos con ellos.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*